Los mercados atentos a las señales de la Fed

29 de abril, 2019

jerome powell Fed inflación mercados

En el cierre de la semana pasada, y superando todos los pronósticos, se informó que el PIB de Estados Unidos subió 3,2% en el primer trimestre del año que suele ser el período más flojo en materia de nivel de actividad. El sector externo y la inversión tuvieron un papel clave en la expansión mientras que el consumo tuvo un crecimiento más moderado.

 

En el último trimestre de 2018 el crecimiento había sido de 2,2% y la mayoría de los analistas estimaba una suba del PIB de poco más 1% en el primer cuarto de este año. A partir de este dato, seguramente muchas proyecciones se corregirán al alza. Además, el entorno para la economía luce ahora más favorable porque a fines de mayo o en la primera quincena de junio se firmaría el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. Por otra parte, la decisión de la Reserva Federal de no subir la tasa de interés durante este año le puede dar un impulso adicional a la economía.

 

También se trata de un dato relevante para la economía global porque disipa los temores a una fuerte desaceleración de la actividad. Estados Unidos y China crecieron más de lo previsto en el primer trimestre, y por lo tanto, las malas noticias en materia económica quedaron circunscriptas a la zona euro cuyo PIB subiría poco más del 1% este año. En la semana que se inicia, los indicadores más relevantes que se conocerán serán los siguientes:

 

Lunes

En Estados Unidos, el Departamento de Comercio publicará los datos sobre los ingresos y gastos personales durante marzo. Los analistas esperan una suba de 0,4% en el primer caso y de 0,7% en el segundo. También se conocerá el índice de precios de los gastos en consumos personales que es la medida de inflación que más toma en cuenta la Reserva Federal para decidir su política monetaria. El Banco Central de Brasil publicará el informe Focus con las proyecciones económicas de los analistas del mercado. En los últimos ocho, hubo un ajuste a la baja en los pronósticos de crecimiento que ya se ubica por debajo del 2%.

 

Martes

Se conocerá el dato preliminar sobre el comportamiento del PIB en el primer trimestre en la zona euro que reflejaría un modesto crecimiento anual de 1,1% y con mucha disparidad entre los países: Italia habría registrado una caída anual aunque en los dos últimos trimestres dejó atrás la recesión, Francia mostraría una expansión mínima de 1% mientras que España creció por encima del 2%.

En China se conocerán datos sobre la actividad industrial correspondientes a abril. Se espera una leve declinación dado que los estímulos internos no fueron suficientes para compensar la menor demanda externa.

Se publicará la tasa de desemmienpleo en Brasil que se mantendrá por encima del 12% ratificando que la recuperación de la economía es muy lenta. También se presentarán los números fiscales correspondientes a marzo.

El Indec difundirá el estimador mensual de actividad económica y el índice de salarios correspondientes a febrero. En ninguno de ellos cabe esperar buenas noticias.

 

Miércoles

En un día que será feriado en casi todo el mundo, terminará la reunión de la Reserva Federal de la cual no se esperan cambios en las tasas de interés que seguirán entre 2,25% y 2,50%. Pero los inversores estarán, como siempre, muy atentos al comunicado de la entidad en el que dará a conocer sus próximos pasos. Ya está virtualmente descartada entre los analistas una suba de tasas este año pero hay menos consenso sobre lo que puede ocurrir en 2020. Desde la última reunión, la tasa de desempleo se mantuvo baja al igual que la inflación en un contexto de expansión económica,lo cual le da margen a la Fed que no se enfrenta a la necesidad de tomar decisiones en este momento.

 

Jueves

En Brasil se difundirán los números de la balanza comercial que, según los analistas, mostraría un superávit de casi US$ 5.000 millones en abril.

 

Viernes

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos presentará los datos del mercado de trabajo. Los analistas estiman que se habrán creado 185.000 empleos en abril y que la tasa de desempleo se mantuvo en 3,8%.

 

Brasil cerrará una semana con indicadores con el dato sobre la producción industrial de marzo. Se estima que el crecimiento fue muy moderado en línea con la corrección a la baja en sus pronósticos para 2019 que vienen haciendo los analistas privados.

 

Dejá un comentario