Los activos argentinos están baratos

29 de abril, 2019

Numeros Bolsa activos

Por Paula Bujia Directora de Allaria Ledesma

 

La semana pasada hemos tenido una volatilidad (inclusive intradiaria) en activos argentinos que solo podría describirse de pánico y capitulación.

 

Analicemos, activo por activo.

 

El tipo de cambio subió 9,7% en la semana y no hubiese tenido demasiada contención hasta el techo de la banda de $51,44 que podría haberse alcanzado en el corto plazo de no haber sido por las nuevas medidas anunciadas hoy por el BCRA. La entidad va a vender dólares dentro de la zona de no intervención (sin monto preanunciado) y arriba del techo puede vender hasta U$S 250 millones diarios (superior al monto inicial de US$150 millones).

 

Estas nuevas municiones para controlar el dólar son interesantes. El monto diario no es mucho. El viernes se operaron US$ 465 millones, pero mensualizado suman US$ 5.500 millones, que supera ampliamente lo dolarizado en los últimos meses, cuyo monto más alto fue US$ 3.000 millones.

 

Siempre digo que, si el tipo de cambio es el termómetro del ciudadano a pie, los bonos en dólares y, por lo tanto, el riesgo país es la confianza de los inversores del exterior que aún tienen en sus portafolios sobre ponderación de bonos argentinos. El riesgo país subió la semana pasada de 850 a 967 puntos básicos. Mientras los fondos del exterior vendían, del otro lado no había sponsor hasta que apareció el Anses a comprar, pero no es ilimitado y todavía quedan posiciones altas en el exterior.

 

Por último, las acciones argentinas, con una caída semanal del Merval de 19% en dólares con bajas en las acciones de los bancos de más de 10% en el día. Los fondos de MSCI Frontera donde Argentina ponderaba cerca del 15% tienen que salir en el próximo mes y en MSCI Emergentes Argentina tendría una ponderación de solo 0,29%, con lo que no necesariamente tienen que entrar si no les convence los fundamentales.

 

Así, se dio la tormenta perfecta donde a los factores de incertidumbre política se suman las ventas de exterior con un Anses de capacidad de compra limitado. Hoy es el primer día de calma con los anuncios del BCRA  y se apreció el tipo de cambio 3,5% y los bonos subieron entre 1,4% y 2%, aunque las acciones operaron mixtas.

 

Estamos de acuerdo con la flexibilidad en la intervención anunciada hoy para intentar nuevamente domar la volatilidad del tipo de cambio, pero el mercado necesita mas previsibilidad política con lo cual podemos a llegar a tener más semanas de furia como la semana pasada.

 

En estas situaciones lo mejor es parar la pelota e ir a los fundamentos de la economía.

 

El Gobierno, forzado por las circunstancias y el FMI, ha comenzado un proceso de mejorar sus variables macroeconómicas. En Allaria esperamos que la cuenta corriente finalice 2019 en positivo: 1,3% del PIB. Hoy, el tipo de cambio real está cercano al equilibrio y solo tendría que seguir a la inflación. Las cuentas fiscales (incluyendo el déficit financiero) mejoraría a un déficit de 4,5% del PIB en 2019 (versus 5,9% en 2017). Las reservas se encuentran en 13% del PIB, comparable con otros países de la región. En este último punto es crucial que el BCRA utilice las reservas prudentemente en la intervención de divisas, y no como en el segundo trimestre del 2018.

 

Países con similares números y calificación (B, según el S&P) tienen riesgo país a la mitad que Argentina. Los rendimientos de la deuda están descontando hasta una restructuración light cuando las necesidades financieras y los números macro son manejables si se confirma la voluntad de pago.

 

Por todo lo mencionado, los activos argentinos están baratos. AO20 rindiendo 17,7% y el índice Merval a 5x PE2020 denotan un potencial de importantes ganancias de capital.

 

Así y todo, lamentablemente de acá a octubre es difícil afirmar que hayamos alcanzado un piso, pero vender en estos niveles no resulta aconsejable.

 

Dejá un comentario