La producción industrial cayó más de 9% en el primer trimestre

25 de abril, 2019

industria medida producción

La actividad industrial del país continúa transitando por la senda de la recesión. De acuerdo con los datos preliminares de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (Fiel), durante el mes pasado la producción industrial registró una caída de 11,6% respecto al mismo mes del año pasado, cerrando el primer trimestre de 2019 con un descenso de 9,7% en comparación con el comportamiento del mismo período de 2018 y una recuperación de 0,2% frente al último trimestre del año pasado. A la vez, el resultado de marzo muestra un crecimiento de 11,9% respecto al mes previo en la medición con estacionalidad.

 

“En términos desestacionalizados, el IPI (Índice de Producción Industrial) de marzo avanzó 0,3% respecto al mes anterior, encadenando tres meses con datos positivos y acumulando un ligero avance de 0,7% respecto de diciembre de 2018, que fue el nivel más bajo del año anterior”, indicó Fiel en su informe, que señala el deterioro de las expectativas de crecimiento y confianza en la industria, mientras Brasil no consolida su recuperación.

 

Sin embargo, para el Centro de Estudios Económicos de Orlando J. Ferreres (OJF), la producción industrial de marzo no tuvo recuperación mensual y el resultado desestacionalizado arrojó un saldo negativo de 1,1% frente a febrero y es la mayor caída en lo que va del año. De acuerdo con los datos de esta consultora, durante el mes pasado el IPI presentó una caída de 10,4% respecto a los registros del mismo mes de 2018, que implica una baja de 9,2% para el acumulado del primer trimestre en relación al mismo período del año pasado.

 

“La actividad industrial sufrió una nueva caída en marzo, perforando el piso del cierre del año pasado, y registrando el nivel de producción más bajo desde la crisis de 2009”, afirmó OJF en su informe en base a datos preliminares, que detectó una caída generalizada en la producción, con la excepción de la industria química, que creció 0,2% interanual. “Más de la mitad de la merma en la industria manufacturera es explicada por la actividad dentro del sector de maquinaria y equipos, sector responsable por 6,7 puntos de la caída general de 10,4%”, indicó OJF.

 

“De cara al segundo trimestre, la expectativa es que la buena cosecha traiga algo de impulso en el sector alimentario, aunque la actividad industrial en su conjunto tendrá que esperar a una recuperación más franca del consumo para comenzar a cambiar la tendencia, y posiblemente será de los últimos sectores económicos en reactivarse durante 2019”, estimó OJF en su análisis, que destacó que la situación más crítica en los últimos meses se concentra en la industria automotriz.

 

Por su parte, en el índice de Fiel ninguno de los segmentos mostró recuperación tanto en la medición de marzo como en el acumulado trimestral, destacando también el retroceso del sector automotriz, el siderúrgico, el de químicos y plásticos, y el de minerales no metálicos. Sin embargo, según los datos de Fiel, en segmentos como alimentos y bebidas o metalmecánica se observó una menor dinámica de contracción de la actividad en comparación con los meses previos.

 

De acuerdo con Fiel, la mayor caída de la producción durante el primer trimestre en la comparación interanual se concentró en el sector automotriz, que mostró un descenso de 31%, seguido por siderurgia, con una caída de 14,7%; insumos químicos y plásticos, que disminuyó 13.6%; y despachos de cigarrillos, con una retracción de 9,7%. Luego, por debajo del índice de producción, se ubicaron las contracciones de minerales no metálicos (- 9,4%), metalmecánica (- 8,3%), petróleo procesado (- 7,3%), papel y celulosa (- 5,2%), alimentos y bebidas (- 3.9%) e insumos textiles (- 2.8%).

 

Teniendo en cuenta la clasificación de las ramas industriales según el tipo de bienes, el estudio de Fiel indica que en el acumulado trimestral la mayor contracción se concentró sobre los bienes de consumo durable, que tuvieron una caída de 18,2% respecto a los registros del mismo período del año pasado. En segundo lugar se ubicaron los bienes de capital, que registraron un retroceso de 13,9%, seguido por los bienes de uso intermedio, que cayeron 9.8%. La menor contracción se presentó en los bienes de consumo no durable, que disminuyeron 4,7%.

Dejá un comentario