Se viene un escenario de pesos más escasos

18 de marzo, 2019

pesos Macri ahorro

El nuevo “apretón moneterio” del BCRA le dará más más vigor a la idea, que ya venía circulando en el mercado, de que los pesos serán más escasos, aseguró un informe de GMA Capital.

 

“Si bien la base monetaria sería un 10% inferior a lo pensado a fin de año, en términos reales la variación sería cercana al 33% si asumimos una inflación de 35% hacia fin de año”, aseguró.

 

Esta realidad “potencia el escenario astringente” que ya se observa en el mercado de dinero con los agregados más “pequeños”: el circulante y la base monetaria. “Desde que Sandleris asumió el mando del BCRA, el primer agregado cayó 15% en términos reales, mientras que el dinero de alta potencia retrocedió un 17% real hasta el valor más bajo desde junio de 2016”, sostuvo.

 

La respuesta a los anuncios del BCRA fue instantánea ese mismo jueves: el peso se fortaleció en un día negativo para emergentes y apareció la demanda de bonos en pesos, algo que no ocurría desde hace casi un mes.

 

Si bien la base monetaria sería un 10% inferior a lo pensado a fin de año, en términos reales la variación sería del 33%.

 

“Entendemos que mayores certezas en el mercado cambiario ayudaron a que los inversores tomaran mayores dosis de riesgos en un marco de activos locales castigados. La previsibilidad colaboró para que aquellos se volvieran a posicionar en estrategias de carry trade. Por ejemplo, el bono PBA 25, un título Badlar que es muy usado para esa maniobra, subió más de 2%, al igual que los bonos CER. El mayor apetito por el carry tuvo que ver con un escenario con mayor estabilidad cambiaria hacia adelante. De mantenerse estas señales, el combo de medidas del BCRA más la oferta de dólares oficiales será un motor considerable para las inversiones en pesos”, afirmó GMA.

 

Por su parte, los bonos en dólares comenzaron un proceso de recuperación incluso antes de que se conociera este viernes el dato fiscal de febrero (superávit primario de $ 6.726 millones y acumulado en el bimestre, $ 23.384 millones o 0,1% del PBI). Este comportamiento de la renta fija en moneda extranjera “podría responder a las mejores posibilidades electorales que la estabilidad del tipo de cambio le otorgaría al gobierno de Cambiemos en octubre próximo”.

 

La gran apuesta del BCRA es “darle más vigor al canal de las expectativas en el corto plazo y mejorar el resto de los mecanismos. Luego de haber perdido una enorme cantidad de credibilidad en el último año, la entidad reforzó todavía más su compromiso antiinflacionario, su disciplina monetaria y su institucionalidad para recuperar la reputación perdida ante los ojos de los argentinos y del mercado”.

 

El camino no es simple ni corto y, según GMA, una de las mejores frases que resume esta idea la ofreció el titular del BCRA, Guido Sandleris: “El esquema monetario actual (…) tiene como objetivo bajar la inflación en forma permanente. Sin embargo, los procesos de desinflación que son realmente construidos sobre bases sólidas llevan tiempo y requieren consistencia y perseverancia”.

Dejá un comentario