La caída del consumo ya generó 30 PPC este año

27 de marzo, 2019

La caída del consumo ya generó 30 PPC este año

Como consecuencia de la fuerte caída del consumo, que según los datos difundidos por el Indec esta semana en enero cayó 10,5% interanual en supermercados y 15,2% interanual en autoservicios mayoristas, son cada vez más las empresas de distintos rubros que le solicitan al Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), el cual le otorga a la compañía la posibilidad de negociar suspensiones de empleados y despidos con reducción en los montos indemnizatorios ante una situación financiera compleja o por motivos extraordinarios.

 

En lo que va de este año, ya son 30 las empresas que le han solicitado a la Secretaría de Trabajo la apertura del PPC, lo cual implica un promedio de una solicitud cada tres días. Ese dato surge del informe que la Jefatura de Gabinete de Ministros envió el pasado lunes al Congreso como respuesta a las más de 800 preguntas formuladas por los senadores nacionales y que hoy Marcos Peña se encargará de presentar en el recinto legislativo. A la vez, la cifra fue confirmada a El Economista desde el Ministerio de Producción y Trabajo.

 

De acuerdo con el informe emitido por la Jefatura de Gabinete, de las tres decenas de PPC solicitadas este año, 27 continúan en trámite, mientras uno terminó sin ningún acuerdo. El informe que presentará hoy Marcos Peña indica también que durante el año pasado fueron 146 las solicitudes de este tipo, más del doble de los 66 que fueron presentados en 2017. Entre las presentadas durante 2018, sólo 25 de ellas finalizaron con un acuerdo y 14 fracasaron en la negociación, mientras 107 se encuentran aún en trámite.

 

Casos

 

Uno de los casos más conocidos de este año fue el de Femsa, la principal embotelladora de Coca Cola en el país, que el mes pasado solicitó un PPC para su planta ubicada en el barrio porteño de Nueva Pompeya. La compañía de origen mexicano justificó la decisión de “readecuar su estructura de trabajo” en base a la “desaceleración del consumo”, con lo cual pretendía negociar el despido de 80 trabajadores, que representa 10% del total de empleados en esa planta. Finalmente, luego de reuniones entre las partes, decidieron la no apertura del PPC, aunque acordaron la salida de 30 empleados.

 

Otra de las compañías que este año decidió recurrir a esta figura fue Fate, la principal fabricante de neumáticos del país, que a finales de febrero solicitó la apertura que fue formalizada dos semanas después como consecuencia de la brusca caída del nivel de actividad en el sector. Una semana antes, Avianca Argentina había anunciado también su decisión de acogerse a esta modalidad, con la cual pretende lograr retiros voluntarios, justificando que cuenta con 80 pilotos para sólo dos aviones.

 

El caso más emblemático del año pasado fue el de la compañía francesa de supermercados Carrefour, que tiene 19.000 empleados y 500 sucursales en la Argentina, que recurrió a esta modalidad y con el aval de la Secretaría de Trabajo y del Sindicato de Empleados de Comercio, obtuvo la habilitación para negociar las respectivas indemnizaciones de los empleados despedidos, abrir retiros voluntarios y flexibilizar algunos puntos del convenio colectivo.

 

En tanto, especialistas en el área han advertido sobre la complejidad que puede producir la decisión de recurrir a este procedimiento, ya que esto generaría cierta influencia sobre muchas otras compañías a encaminarlas hacia el mismo punto y terminar generando conflictos. “Si todas están complicadas en un sector, y una la pide y otra no, estás inclinando la cancha”, indicaron a este medio.

Dejá un comentario