El dólar mayorista recortó la baja inicial y cerró nuevamente a $40

18 de marzo, 2019

dólar hoy sube mercado BCRA

Tras caer casi $1 el viernes, el dólar mayorista arrancó la semana en baja llegando a tocar los $39,58. Sin embargo, pasado el mediodía se reactivó la demanda y la divisa recuperó el descenso cerrando a los mismos valores que la semana pasada: $39,80 para la compra y $40 para la venta.

 

El dólar minorista, por su parte, retrocedió 12 centavos y cerró a $39,03 para la compra y $41,01 para la venta en el promedio del BCRA.

 

El mercado esperaba una caída de la moneda extranjera que la podría haber acercado, una vez más, a la zona de compra (hoy situada en $39,063). Algunos, incluso, bromeaban con que volverían las críticas sobre el “atraso cambiario”.

 

 

Si bien finalmente el mayorista se mantuvo al mismo valor que el viernes, anticipaban la suba del peso por la batería de anuncios del jueves pasado: Hacienda dijo que vendería US$ 60 millones diarios desde abril y el BCRA, que congelará la base monetaria hasta fines de 2019. Antes, además, había subido las tasas de interés arriba de 60%, más de 2.000 puntos básicos contra el piso que tocara en febrero. La lectura que hizo el mercado fue clara y entendió que el Gobierno hará todo lo posible para contener el “billete” antes de las elecciones.

 

Asimismo, hoy el BCRA anunció que continuará esta semana con el desdoblamiento de la licitación de Leliq, con el objetivo de mejorar la señal de política monetaria y “calibrar con más precisión la liquidez del sistema”. En la primera licitación se adjudicaron $104.045 millones a una tasa máxima de 64,03% y una promedio de 63,62%. En la segunda, el monto fue de $86.334 millones, la tasa máxima 63,94% y la promedio 63,80%.

 

De esta forma, el organismo monetario convalidó una leve baja de 4 puntos de la tasa promedio de corte del día, que se ubicó en 63,70%, con un monto total de $190.379 millones.

 

Cabe recordar que el stock de Leliq ronda el billón de pesos y para el gobierno es un instrumento esencial para evitar bruscas fluctuaciones del dólar.

 

Por otro lado, se conoció que la cosecha, pronta a ingresar, será muy grande y que, con dólar calmo, suben los incentivos de los productores a vender y liquidar.

 

Por todo eso, el mercado se puso “bull” con el peso y espera que la calma cambiaria siga durante marzo, como mínimo. Hacia adelante, la gran duda es si la tasa, así como la oferta del agro y el Tesoro, permitirán compensar la esperable demanda de dolarización preelectoral.

 

 

Dejá un comentario