Alivio fiscal para las pymes de CABA

22 de marzo, 2019

Martin-Mura pymes

 

Ayer, el Ministerio de Economía y Finanzas de la Ciudad anunció otra medida que se suma al conjunto de las que desde la administración de Rodríguez Larreta vienen impulsando desde hace meses para promover la actividad en las pequeñas y medianas empresas y paliar la situación que atraviesan en medio de la recesión. A través de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (Agip), el Ministerio impulsará una serie de medidas de alivio fiscal, orientadas a favorecer la recuperación del sector y estimular su desarrollo.

 

“Estas iniciativas se enmarcan en un conjunto de herramientas fiscales, financieras y administrativas que venimos implementando, con el fin de promover la actividad de las pymes, sector que genera siete de cada diez puestos de trabajo en la Ciudad de Buenos Aires”, aseguró el ministro de Economía y Finanzas de la Ciudad, Martín Mura.

 

Desde la cartera económica de la Ciudad establecieron tres pautas que contemplará esta iniciativa: la prórroga por 180 días de la eliminación temporal del Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias (Sircreb); un nuevo plan de facilidades de pago para aquellos planes caídos al 31 de diciembre del año pasado; la actualización del monto para eximir del pago de ingresos brutos a las pymes nuevas.

 

Respecto al primer punto, desde la Agip explicaron que a partir del 1° de marzo y hasta septiembre de este año se excluirá de estas retenciones del Sircreb a los contribuyentes que hayan facturado hasta $15 millones durante 2018, lo cual amplía el rango de beneficiados, ya que hasta ahora la medida alcanzaba sólo a quienes hubiesen facturado hasta $10 millones en el 2017.

 

Según aseguran desde la entidad, con la suspensión de estas retenciones durante 2018 se benefició a más de 170.000 pymes y contribuyentes. Ahora, con la prórroga anunciada y con la ampliación del máximo de facturación, desde la Agip estiman que abarcará a 50.000 contribuyentes más, y de esta manera calculan un total de 220.000 pymes y contribuyentes que resultarán beneficiados.

 

En cuanto al nuevo plan de facilidades de pago, “el objeto de que el sector pueda refinanciar sus deudas impositivas y evitar así la acumulación de deudas que aumenten su nivel de riesgo fiscal”, indicaron desde la cartera de Economía y Finanzas, y aclararon que aunque regirá para todos los planes de facilidades caídos al pasado 31 diciembre, no incluirá la refinanciación de planes vigentes ni deudas que no figuren en planes. Además, explicaron que el nuevo plan podrá ser de hasta 60 cuotas y con una cuota mínima de $ 1500.

 

Sobre el tercer punto, que refiere al pago de ingresos brutos, se aplicará para las nuevas pymes cuenten con al menos dos empleados registrados una exención del 100% de este impuesto para aquellos contribuyentes, sea personas físicas o jurídicas, con una facturación neta que no supere los $ 2.145.000 durante el primer año, y pagarán sólo 50% durante el segundo año de actividad.

Dejá un comentario