Miguel Braun: “La recesión se terminó”

31 de marzo, 2019

Miguel Mike Braun

En un extenso diálogo con Infobae, el secretario de Política Económica, Miguel Braun, el virtual N°2 del Ministerio de Hacienda dio su visión sobre la coyuntura de la economía, su futuro y también habló de Roberto Lavagna. “Estamos bastante tranquilos con la economía”, resumió “Mike”, como se lo conoce en el universo Cambiemos.

 

En la charla estuvo presente, lógicamente, el dato de la semana: la fuerte suba de la pobreza. “Está en el mismo nivel que cuando asumimos. Llegó a 25% a principios de 2018 y, lamentablemente, por el impacto de la crisis, volvió a esa cifra. Es un número que nos preocupa. Todo lo que hacemos es para crear las condiciones para que puede bajar. Eso se logra con trabajo genuino y bien remunerado. Para eso tiene que haber inversión, un contexto macroeconómico sano, competitividad y estar integrados a cadenas globales de valor. Hacia eso estamos yendo. En los resultados económicos estamos parecidos a cuando arrancamos, pero en los cimientos estamos mejor”, dijo Braun.

 

También, en línea con el discurso oficial, subrayó que es una pobreza distinta. “Sé que muchos van a valorar los cambios en la pobreza estructural, cuando se miden también el acceso a bienes públicos, como cloacas, agua potable, asfalto, transporte, y no sólo los ingresos. Hay 1 millón de argentinos con acceso nuevo a agua potable, y 1,5 millones a cloacas”, graficó ante Infobae.

 

Sobre la volatilidad financiera que se reanudó hacia fines de febrero, Braun cargó las tintas sobre el contexto externo. “Estamos bastante tranquilos con la economía, aunque tuvimos algunos días de volatilidad por los mercados internacionales (…) Cuando uno mira este programa desde sus inicios, desde septiembre-octubre hasta ahora tuvimos seis meses de relativa calma cambiaria: estamos en $40 más menos 10% en el tipo de cambio. Y con una volatilidad mucho menor que en los años anteriores”.

 

[newsletter-banner]

 

Sobre el mood inversor, comentó: “Los grandes inversores tienen bastante tranquilidad sobre Argentina, el resultado electoral y la estabilidad. Siguen manteniendo sus posiciones en activos locales”. A la vez, criticó algunas interpretaciones del denominado Círculo Rojo: “Allí, cualquier movimiento en el dólar es leído, en algunos casos, como algo sobre lo cual hay que preocuparse por la Historia Argentina reciente, por lo que pasó el año pasado. Y en otros casos es usado con mala intención. Tengamos claro que hay mucha gente trabajando para que al Gobierno le vaya mal”. ¿Quiénes?  Sectores de la política y la oposición, dijo y sobre los empresarios, a los que conoce bien, señaló: “No me consta”.

 

Sobre el rumbo del dólar, sentenció: “Vemos que, hacia adelante, se va a mantener esta estabilidad porque hay una enorme oferta de dólares en el mercado: los US$ 9.600 millones del Tesoro, más lo que se liquide de la cosecha y lo que viene del superávit comercial, y están las reservas del BCRA. Vemos un mercado que hasta las elecciones va a estar signado por la oferta de dólares y la tranquilidad”.

 

¿Terminó la recesión? “Absolutamente”, dijo. Así lo explicó: “Los datos de EMAE lo confirman. El Indec revisó la información de diciembre y las cifras desestacionalizadas dan un crecimiento de 1%, en enero de 0,6% y probablemente febrero también esté cerca de 0,6% (…) Todavía no se siente en el bolsillo de la gente porque estamos en marzo, el peor momento de tensión entre los salarios viejos y los precios nuevos”.

 

Sobre la inflación, Braun dijo: “Hubo un exceso de optimismo sobre la velocidad para bajar la inflación. Era un contexto de tipo de cambio reprimido, precios de las tarifas totalmente pisados y financiamiento monetario del BCRA muy fuerte. La verdad, era difícil que la inflación bajara rápido. Hubo mucho optimismo, pero el rumbo general del Gobierno fue el tenía que ser”. Sobre el número de 2019, se limitó a decir: “Va a ser más baja que el año pasado (…) eso es lo máximo que puedo decir. La segunda mitad del año va a ser más baja que la primera porque no va haber impacto de aumentos de tarifas que terminan ahora”.

 

Por último, habló sobre Roberto Lavagna, el nuevo target de críticas del Gobierno. “Es un político con experiencia que trabajó en muchos gobiernos. Ahora está en tesitura de precandidato presidencial y en ese rol promete cosas. Por ejemplo, que se puede crecer mágicamente, pero no dice claramente cómo lo haría”.

 

Sobre su gestión, soslayó: “Administró de manera prolija una situación en la que el trabajo sucio ya se había hecho. La devaluación y la pesificación asimétrica ya estaban. El estuvo a cargo en ese contexto, además con mejoras en el precio de los commodities y recuperación de la crisis. Se fue con una buena imagen como ministro, pero eso no le da ninguna categoría de posible generador de  milagros. En estos momentos hay que trabajar en serio para que la economía pueda crecer”.

Dejá un comentario