YPF y Pampa también advirtieron por pérdidas debido a los cambios

1 de febrero, 2019

edificio YPF

 

Tras la carta enviada por Tecpetrol, la petrolera con mayoría estatal YPF y Pampa Energía, una de las principales compañías privadas del sector energético en Argentina, cuyo accionista principal es Marcelo Mindlin, enviaron también ayer a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires sus respectivas comunicados en los que advirtieron sobre el impacto negativo que sufrirán, por la decisión del Gobierno de modificar el programa de estímulos a la inversión en gas, debido a las restricciones fiscales. Frente a la urgencia de bajar el déficit fiscal, el Gobierno busca bajar de US$ 1.300 millones a no más de US$ 700 millones el monto de los subsidios que pagará por el programa para la producción de gas no convencional, cuyas medidas fueron anticipadas esta semana por el nuevo secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

 

Por tal motivo, estableció un cambio en el criterio de aplicación del Programa de Estímulo a las Inversiones en Desarrollo de Producción de Gas Natural, proveniente de reservorios no convencionales, la famosa resolución 46 diseñada por el exministro de Energía, Juan José Aranguren, para los proyectos de gas no convencional en Vaca Muerta. El mismo fue clave para recuperar la producción de hidrocarburos que venían en baja.

 

YPF estimó que “el efecto negativo en el resultado neto del ejercicio 2018 es de aproximadamente US$ 60 millones”, mientras Pampa Energía advirtió que analiza “los cursos de acción a seguir”, ante la comunicación oficial de que no se aprobarán nuevos proyectos en el marco de ese programa.

 

La petrolera estatal señaló que las decisiones oficiales “afectan de manera perjudicial tanto los proyectos que se encontraban a la espera de recibir la aprobación formal de la Secretaría (de Energía), así como también el monto a percibir vinculado a proyectos aprobados a la fecha”.

 

Por otra parte, YPF advirtió que “está siguiendo la evolución de las distintas variables del mercado de gas natural, incluyendo el exceso de oferta del período invernal para evaluar la continuidad de las inversiones en aquellos proyectos de gas no convencional que no contarán con el beneficio del programa”.

 

Cambio de premisas

 

La compañía consideró en este sentido que “se han modificado algunas premisas básicas que sustentaron la decisión de inversión oportunamente tomada”. YPF adelantó, asimismo, que “analizará cualquier otra medida que se derive de los cambios recién comunicados”.

 

Sin embargo para algunos analistas los cambios de la resolución 46 no castigan tanto a YPF, aunque se den de baja un par de proyectos que estaban a la espera. YPF se vería beneficiada por el impacto sobre el mercado del gas ya que Tecpetrol le estaba sacando ventaja.

 

Por su parte, Pampa Energía, en su nota a la Bolsa recordó que en la reunión encabezada por el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, se notificó que el Gobierno evaluará un nuevo esquema de incentivos para la producción gasífera. La empresa precisó que el Programa de Incentivo, lanzado en marzo de 2017, alentó la producción de hidrocarburos no convencionales en la cuenca neuquina, y luego se extendió a la cuenca austral.

 

Pampa Energía recordó que había solicitado el año pasado la inclusión en el plan de incentivos de tres proyectos “oportunamente aprobados por la autoridad de aplicación provincial”. Se trata de “Río Neuquén”, el 5 de febrero, en el cual es titular de 33,07% de la producción; “El Mangrullo”, el 26 de julio, 100%; y “Sierra Chata”, el 30 de julio, como operador y titular de 45,55% de la producción.

 

“Al día de la fecha no existe una resolución o decisión administrativa emitida por la Secretaría de Energía, ni Pampa ha sido notificada del rechazo de los proyectos de explotación mencionados”, agregó la nota. “Sin perjuicio de ello, concluyó, la sociedad se encuentra analizando los cursos de acción a seguir y a la espera de la nueva propuesta de incentivos para el período invernal”.

 

El Gobierno anunció dos cambios centrales que se modifican de la resolución 46. Por un lado que se reconocerá para el pago de subsidios el volumen inicial de los proyectos y por otro que no ingresarán los ocho proyectos que estaban a la espera.

 

La más complicada será Tecpetrol que a pesar del grado de avance de sus inversiones donde desembolsó US$ 2.300 millones, seguramente va a demorar el ingreso de una parte del proyecto que debía ingresar a la fase de desarrollo masivo.