SBS: “Una victoria de Cambiemos es lo más probable”

4 de febrero, 2019

macri encuesta balotaje elecciones

 

En el escenario actual, dice el último reporte mensual del Grupo SBS, “una victoria de Cambiemos sobresale como el resultado electoral más probable”. Los motivos, lógicamente, no hay que buscarlos en la economía sino en la política y, sobre todo, en la dispersión opositora. Hoy, la oferta opositora (es decir, peronista) está dividida y ese es el principal activo que tiene Mauricio Macri.

 

“El peronismo no kirchnerista enfrenta una oportunidad enorme, pero aún no logra encontrar un candidato viable ni resolver su principal problema, que es ver cómo desplazar a Cristina para llegar a la batalla final contra Macri”, dice SBS. Así, todo indica que Macri y Cristina se batirán a duelo (por primera vez) y allí, dice SBS, ganaría Macri. “Los elevados niveles de rechazo de Cristina le impedirían superar a Macri en una segunda vuelta, delineando un escenario ideal para el oficialismo”, dice SBS, aunque reconoce que “el descontento con Cambiemos también es importante”.

 

En el margen, la economía dará una leve brisa para Cambiemos, con una inflación en descenso (sobre todo, luego del primer trimestre), tasas algo más bajas, un nivel de actividad con algo más de aire y un bolsillo (algo) más holgado.

 

“Mientras tanto, la estabilización de la economía debería sumar algo de apoyo al Gobierno, a la vez que Cristina probablemente irá encontrando mayor resistencia a medida que comience la campaña electoral”, dice SBS. “La estrategia de mostrar estabilidad económica luego de meses turbulentos y polarizar con el populismo más radical es lo mejor que puede hacer Cambiemos”, concluye el reporte.

 

Ante todo ese mar de fondo, SBS advierte que, a la hora de invertir, debe prevalecer la cautela. “A pesar de que la mejora de las condiciones globales favorece a los activos de riesgo e invita a tomar apuestas algo más agresivas en el margen, los fundamentos de Argentina no cambiaron sensiblemente y la realidad política posiciona a los inversores frente a un escenario de alto riesgo”, señala. Es lógico: el escenario sigue muy abierto todavía y la pólvora electoral de Macri está mojada.