“Los días del socialismo en Venezuela, Nicaragua y Cuba están contados”

18 de febrero, 2019

Trump

Donald Trump, en un discurso desde Miami, advirtió a los oficiales de las fuerzas armadas de Venezuela que si continúan apoyando al gobierno de Nicolás Maduro “van a perder todo”.

 

“Sabemos quiénes son y sabemos dónde guardan los miles de millones de dólares que se robaron. Si eligen no van a encontrar refugio, van a perder todo”, aseguró el mandatario, que ya aprobó anteriormente sanciones para congelar e incautar cuentas bancarias de empresas venezolanas, funcionarios y personas vinculadas al gobierno chavista.

 

“Están arriesgando su futuro y el futuro de Venezuela por un hombre que es controlado por los militares cubanos y protegido por un ejército privado de soldados cubanos. Maduro no es un patriota venezolano, es un títere cubano”, dijo el Presidente norteamericano.

 

 

 

Trump lanzó estas advertencias luego de denunciar que “el dictador Maduro bloqueó el ingreso de ayuda vital” a Venezuela. Y pidió a los militares que permitan el paso de la ayuda humanitaria el próximo sábado, cuando Guaidó y miles de sus voluntarios se movilizarán a la frontera, principalmente con Colombia, para recibir toneladas de comida y medicamentos.

 

El mandatario estadounidense habló en la Universidad Internacional de Florida, ubicada en el distrito de Sweetwater, una de las zonas de Miami donde se concentra la mayor parte de inmigrantes venezolanos.

 

En medio de una creciente escalada de tensión por la crisis en Venezuela, Trump no se enfocó solo en ese país, sino que dio un mensaje contra el socialismo como sistema político.

 

“El socialismo por definición no respeta las fronteras. No respeta los límites ni los derechos soberanos de los ciudadanos o de sus vecinos. Siempre está buscando expandirse, inmiscuirse y subyugar a los demás a su voluntad”, sentenció el mandatario y apuntó contra tres gobiernos latinoamericanos. “Los días del socialismo están contados, no sólo en Venezuela, pero también en Nicaragua y en Cuba”, sostuvo y el auditorio estalló en aplausos.

 

El gobierno estadounidense fue el primero en reconocer a Guaidó como presidente interino de Venezuela, tal como reivindicó hoy Trump, y poco después escaló la presión diplomática con duras sanciones contra la empresa petrolera estatal Pdvsa, el corazón de la economía del país sudamericano.