Reacción judicial en bloque contra el Gobierno

4 de febrero, 2019

El Gobierno crisis el Decreto sobre Lealtad Comercial Argentina

 

La polémica por el caso de un motochorro extranjero que fue liberado en los últimos días se profundizó tras las críticas del Gobierno a la jueza Patricia Guichandut. El gremio judicial que lidera Julio Piumato, la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional y la agrupación Justicia Legítima defendieron a la magistrada y apuntaron contra los funcionarios que la criticaron.

 

El presidente Mauricio Macri y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, fueron protagonistas. El contrapunto tiene origen en el caso del motochorro colombiano Jair Jurado Mora, que le robó el teléfono celular a una joven en Caballito el 22 de enero y fue liberado dos días después, a partir de un acuerdo que incluyó una probation y el pago de $700 pesos a la víctima. Macri señaló que la excarcelación era “indignante”. El jueves, escribió en su cuenta de Twitter: “Es indignante el caso de la Jueza que nuevamente liberó a motochorros con antecedentes penales y prohibición de ingreso al país. Las fuerzas de seguridad están haciendo su trabajo en la calle, pero con una Justicia así no hay policía que alcance”. Larreta consideró “escandaloso” el proceder de la magistrada y Diego Santilli su vicejefe de gobierno porteño y también ministro de Seguridad de la Capital, sostuvo que la decisión tenía una “falta de sentido común”.

 

Reacción judicial en bloque contra el Gobierno

 

Muchas críticas se acumularon contra los funcionarios desde el riñón judicial. La Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), gremio que lidera Piumato, afirmó que “en este caso no falló la Justicia, sino los organismos de seguridad, todos a cargo del Poder Ejecutivo”. En un comunicado, se preguntaron por qué se permitió el ingreso de Jurado Mora si “los informes de Interpol Colombia remitidos a Interpol Argentina hablaban de una persona condenada por tráfico de armas”. También enumera errores del Registro Nacional de Reincidenica, de la Policía Federal y de la Dirección Nacional de Migraciones.

 

“Tampoco podemos permitir que las autoridades nacionales, en sus más altas jerarquías, desconozcan sus responsabilidades y salgan en los medios de comunicación a defenestrar a la Justicia, cuando todas las situaciones de inseguridad vividas a manos de sujetos como Jurado Mora podrían evitarse con el correcto accionar de los organismos a su cargo”, agregó el gremio en su comunicado, en el que agregó que el Gobierno lleva adelante una “embestida” para “desprestigiar a la Justicia Nacional”.

 

El enojo judicial contra el Gobierno también llegó desde la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, en un comunicado que se tituló “Preocupación por las frecuentes imputaciones y cuestionamientos”, en el que defendió a Guichandut y pidió “prudencia” a los funcionarios del Gobierno.

 

“Aquellos ataques que se difunden a través de los medios periodísticos fuera de las vías adecuadas y pretendiendo alcanzar en forma generalizada a todos los integrantes de la Justicia por igual persiguen un inmerecido descrédito de la institución como así también de los magistrados del Poder Judicial de la Nación en su conjunto”, subrayó la asociación en su comunicado, firmado por el vicepresidente de la entidad, Marcelo Tagle, y por el secretario general, Enrique Comellas.

 

La agrupación kirchnerista Justicia Legítima también se plegó a las críticas. Repudió las “amenazas y denuncias reiteradas a jueces de distintos fueros por miembros de otros poderes del Estado”, señaló que “las mismas conllevan un mensaje general para el resto de los magistrados como un claro intento de disciplinamiento”, y expresó “solidaridad con la jueza Patricia Guichandut”.