Rappoport, pieza clave del BCRA de Sandleris

13 de febrero, 2019

Sandleris Cañonero Rappoport falso

Proveniente desde Londres (LSE, específicamente), Verónica Rappoport aterrizó en Buenos Aires en septiembre pasado con una misión. La convocó Guido Sandleris, con quien ya tenía una larga relación, y la tarea no era fácil.

 

“Ayudar a poner fin a una crisis cambiaria que se había gestando durante meses de errores de comunicación y políticas erráticas del BCRA”, explicó un artículo de Bloomberg. El “encanto” de la vicepresidente 2° estaría funcionando, y no sólo por la estabilidad del billete y la baja de las tasas de interés, algo clave para que Cambiemos mantenga sus ilusiones de continuar en el poder.

 

“Rappoport se lanzó rápidamente a una ofensiva de encanto, reuniéndose con inversores y formadores de opinión para explicar un complejo paquete de medidas (congelar la base monetaria e imponer una banda monetaria entre ellos) que se acababan de lanzar para enfrentar la crisis”, cuentan Patrick Gillespie e Ignacio Olivera Doll.

 

Ahora, agregan, ayuda a supervisar la estrategia de comunicación del BCRA, desde la redacción de comunicados de prensa (el famoso wording) hasta las reuniones informativas con los inversores y el rediseño general de su sitio web y base de datos.