Radicales críticos buscan candidato

Un sector de la UCR cree que hay que competir contra Macri en las Paso

4 de febrero, 2019

Radicales críticos buscan candidato

Por Juan Radonjic 

 

Un sector del radicalismo, sin presencia institucional relevante, pero integrado por algunas figuras con una importante trayectoria partidaria, conforman el Movimiento Nacional para la Democracia Social que acaba de emitir un documento crítico sobre Gobierno.

 

Sostiene, por ejemplo, que “las ideas radicales no tienen nada que ver con lo que pasa” y que por lo tanto el partido “debe dejar claras sus diferencias con los conceptos neoconservadores que inspiran la actual gestión de gobierno”. El documento, que lleva la firma de Ricardo Alonsín y Juan Manuel Casella entre otros, reclama cambios en la política económica y da algunas pautas sobre cual debería ser su orientación. Pero no se queda en el terreno declamativo porque afirman “que nos comprometemos a que estas propuestas tengan expresión política y candidatos radicales”.

 

El sector no plantea formalmente el alejamiento de la UCR de Cambiemos pero al mismo tiempo marca diferencias esenciales con el Gobierno por lo cual compatibilizar ambas situaciones no es sencillo.

 

Más difícil aún será cumplir con el compromiso de tener un candidato propio para que compita contra Maurico Macri en las primarias por la candidatura presidencial. Al que todos nombran, Martín Lousteau, no es seguro que quiera asumir ese papel y, además, tiene un pie afuera y otro adentro de la UCR por lo cual dista de ser el postulante ideal para representar a las que se suponen son las tradicionales posiciones del partido. Los que sí lo podrían hacer, no tienen atractivo electoral, y por lo tanto, la situación es difícil de resolver.

 

Por otra parte, la mayoría de los radicales no vería con agrado una primaria contra Macri porque creen que las críticas a su gestión (¿para que se haría la primaria si no?) lo debilitarían y consecuentemente se favorecería al peronismo de cara a las elecciones de octubre. Y eso es lo que los radicales no están dispuestos a hacer.

 

Los que promueven una candidatura propia para las primarias afirman que de esa forma se contienen las presiones y todos juegan dentro de Cambiemos. Mientras que los que se oponen entienden la derrota será muy pronunciada y, por lo tanto, el partido perderá, en lugar de ganar capacidad de negociación dentro de Cambiemos. Pero todos coinciden en mejorar la participación del partido dentro de la coalición oficialista aunque no haya acuerdo sobre cómo hacerlo.