Para Macri es mejor que Cristina no compita

5 de febrero, 2019

Cristina es favorita para 2019

 

Por Juan Radonjic 

 

La intención de voto a siete meses de las primarias, aparece polarizada entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri. Ese escenario no es una construcción diseñada por estrategas electorales, sino que refleja una realidad política.

 

Cristina gobernó durante ocho años, obtuvo su reelección con el 54% de los votos, dejó la Presidencia con un respetable nivel de apoyo, lidera al sector mayoritario del peronismo y muchos argentinos consideran que vivían mejor con ella que con Macri. Por todo ello, y no por decisión de Jaime Durán Barba, es uno de los términos de la polarización.

 

Que Macri la prefiera como rival dado que le permite contraponer el futuro al pasado y porque supone que la gana en un balotaje por el techo electoral que tiene la expresidenta, no es lo mismo que creer que pueda hacer algo para que sea candidata. También Cristina se siente cómoda confrontando con Macri, pero no depende de ella que así sea.

 

La afirmación de que Macri le ganaría en un balotaje está sostenida por casi todas las encuestas. Y por lo tanto, ahora comienzan a circular análisis que sostienen que sería un contratiempo para la estrategia del Gobierno si Cristina decidiese no presentarse. Lo cual equivale a decir, sin mucho fundamento, que hay otros candidatos opositores, que hoy están terceros lejos en las preferencias de los votantes, que le podrían ganar a Macri. Pero no se especifica quienes serían. Además, no hay ninguna encuesta que muestre a algún postulante opositor reuniendo más del 10% de los votos. ¿Cómo se llega a la Presidencia desde esa base? No hay análisis político que le pueda dar una respuesta satisfactoria a ese interrogante. A Cristina, Macri le puede ganar; pero hacerlo le costará más esfuerzo que si debe enfrentar a otros candidatos de la oposición.

 

Por lo tanto, si Cristina no se presenta, será un motivo de alivio para el Gobierno, no de preocupación. En ese caso de que Manzur pidió unidad con CFK como ejeno compita, el voto opositor se fragmentará más y la ventaja de Macri con relación al segundo será mayor.

 

¿Se presentará Cristina? Si mantiene sus hábitos, se sabrá recién sobre el cierre de la oficialización de las candidaturas. Puede tener razones personales –entre ellas evitarse una derrota– para finalmente no ser candidata, pero desde el punto de vista político sería extraño que alguien con semejante respaldo desista de competir. Sus últimos movimientos, sobre todo los dirigidos al peronismo, dan la pauta de que se presentará, pero todas las opciones están abiertas.