Manzanares deja el penal de Ezeiza como testigo protegido

12 de febrero, 2019

victor_manzanares

 

El ex contador de los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, Víctor Manzanares, ingresó hoy al programa de testigos protegidos que depende del Ministerio de Justicia de la Nación con el argumento de que temía por su seguridad. Su custodia quedó a cargo del Grupo Especial de Intervención del Servicio Penitenciario Federal, que depende del subsecretario de Justicia, Juan Mahiques, tal como informaron fuentes judiciales.

 

Según los informantes, Manzaneras será trasladado desde la cárcel federal de Ezeiza hacia un domicilio secreto en el que contará con custodia permanente.

 

Procesado por lavado de dinero en la sección de la causa que investiga movimientos de fondos por US$ 70 millones en Estados Unidos, Manzanares busca mejorar su situación judicial y espera que el juez Claudio Bonadio lo acepte como imputado colaborador en la causa de los cuadernos de las coimas. La misma intenta reconstruir la ruta del dinero que varios empresarios admitieron haber pagado a funcionarios de los tres gobiernos kirchneristas para acceder a licitaciones, de acuerdo a lo anotado en forma diaria por Oscar Centeno, uno de los choferes del Ministerio de Planificación Federal.

 

Ayer, sus abogados defensores Alejandro Baldini y Rodrigo Herrera solicitaron ante el juzgado que se le permita al contador ingresar al programa de testigos protegidos, asegurando que, tras su confesión al fiscal Carlos Stornelli, teme por su integridad física.

 

Sin embargo, el ex contador de los Kirchner continúa con prisión preventiva, no sólo en la causa Los Sauces SA (inmobiliaria de la familia investigada por lavado de dinero), sino también por la causa de los Cuadernos de las Coimas.

 

De esta forma, Manzanares ingresa al programa junto a Oscar Centeno, ex chofer del subsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Federal Roberto Baratta (y responsable de escribir los ocho cuadernos que dieron origen al expediente), José López, exsecretario de Obras Públicas, y Leonardo Fariña, el financista procesado por lavado de dinero junto a Lázaro Báez en la causa de la Ruta del Dinero K.