La disputa por las listas

27 de febrero, 2019

Boletas PASO elecciones transparencia financiamiento política

 

Las principales figuras de Cambiemos buscarán crear un mecanismo de diálogo más institucionalizado para que en el armado de las listas de legisladores haya menos rispideces que las registradas en la selección de los candidatos a gobernadores en algunos distritos.

 

Los radicales predominan en materia de candidaturas para cargos locales pero el PRO será mayoría a la hora de elegir a quienes intentarán acceder a una banca en el Congreso.

 

A esta altura del año electoral Cambiemos sólo parece tener posibilidades de ganar en dos distritos de los que hoy no gobierna: Chubut y Santa Cruz.

 

El resto, seguiría en manos de los actuales oficialismos con, eventualmente, algunas excepciones como podría ser Santa Fe.

 

Pero mientras se van realizando elecciones locales, habrá una negociación abierta para confeccionar las listas de legisladores que deberá oficializarse en junio. El PRO pone en juego 28 bancas en la Cámara de Diputados y la UCR 16. Con los números que muestran hoy las encuestas, parece difícil que esa representación vaya a incrementarse sustancialmente aunque el interbloque de Cambiemos seguirá siendo ampliamente mayoritario porque ganó mucha presencia en las legislativas de 2017.

 

En ese contexto, los radicales aspiran a mantener su representación actual mientras que el macrismo procurará quedarse con todas las bancas que se sumen a las existentes. La mayor apuesta en ese sentido será la provincia de Buenos Aires en la cual el PRO renueva 9 lugares y la UCR 3. De de las 12 bancas actuales, Cambiemos podría pasar a 15 y el PRO intentará quedarse con las 3 nuevas mientras que el radicalismo pretenderá que sean 2 y 1.

 

En Diputados, además de un tema cuantitativo habrá uno de naturaleza cualitativa porque los dos principales referentes de Cambiemos, Emilio Monzó y Mario Negri, que fueron decisivos para lograr la aprobación de las iniciativas del Gobierno no buscarán ser reelectos. Por lo tanto, el oficialismo deberá pensar de qué manera cubre esos lugares.

 

En el Senado, Cambiemos arriesga poco y podría mejorar su representación. En cuanto a sus legisladores más influyentes dejarán sus bancas Federico Pinedo y Angel Rozas. Este año, además de Chaco y la CABA, eligen senadores Río Negro, Entre Ríos, Neuquén, Salta, Neuquén y Tierra del Fuego.