Frenaron al dólar, pero bonos y acciones siguieron en baja

22 de febrero, 2019

BCRA deuda reservas leliq pesos dólar credibilidad

 

Por Luis Varela 

 

Con un fuerte paso atrás de parte de las autoridades del Banco Central y con marcada debilidad para los títulos públicos y privados de Argentina, el mercado cambiario mostró ayer al dólar con un leve retroceso, tras los fuertes aumentos de las últimas ruedas.

 

El BCRA jugó fuerte y subió otros tres puntos anuales la tasa de las Leliq, eso hizo subir la tasa alta de los plazos fijos, y en definitiva la fuerte alza del dólar se transformó un una baja débil.

 

El temblor cambiario se inició hace diez ruedas, cuando el mayorista cotizaba a $ 37,20. Eso disparó al minorista hasta $ 41,60 al mediodía del miércoles, pero desde el jueves pasado el titular del BCRA decidió dar vuelta la mesa de dinero de su centralita: subió la tasa de la Leliq de 43,9% a 46% anual entre el jueves pasado y el miércoles, y ayer, para que no quedara ninguna duda, la elevó hasta el 49,026%, y el dólar cambió de dirección.

 

Por supuesto, detrás de la tasa testigo fijada por el Central en las Leliq, los bancos empezaron a subir las tasas que pagan por plazos fijos. Por ahora sólo subieron la de los plazos fijos grandes. Ayer pagaron 34% anual por plata chica y 37% anual por plata grande, y la desesperación por ir al dólar se aplacó bastante.

 

Con eso, el dólar oficial bajó ayer 20 centavos hasta $ 40,56, el blue bajó 50 centavos hasta $ 39,25 y el mayorista bajó 14 centavos hasta $ 39,53, y quedó a $ 1,10 por encima del piso de la banda.

 

Mientras tanto, en el exterior el dólar tuvo un leve repunte contra casi todas las monedas: estuvo particularmente firme en Brasil, Chile y México. Por eso, medidos en pesos, la libra cayó ayer 25 centavos en Buenos Aires, el euro bajó 17 centavos y el real cedió 14 centavos hasta $ 10,49.

 

Los balances

 

Mientras la siderúrgica Tenaris informó que registró un crecimiento interanual de sus ganancias en 2018 de 63%, a US$ 874 millones de dólares –o US$ 1,48 dólares por ADS–, gracias a una consolidación de su posicionamiento en distintos mercados del mundo, los títulos públicos argentinos y también los títulos privados volvieron a perder cotización. Y los analistas atribuían ese comportamiento a la incertidumbre política.

 

El tema de los balances es clave. El 9 de marzo es la fecha final para que las empresas presenten sus números contables. Y habrá cambios importantes porque algunos sectores vienen con ajustes por inflación, no todos. Además, en marzo el índice Merval va a tener una nueva composición y habrá impacto. Ninguna compañía tendrá más del 15%, por lo que se achicará la participación del grupo Galicia: buscan que los negocios se diversifiquen.

 

Así, mientras la Bolsa de Nueva York mostró en sus índices bajas del 0,3% al 0,4% (con subas para Microsoft y Coca-Cola y bajas para Roku, Tesla, Pioneer y Barrick Gold), la Bolsa de San Pablo logró subir 0,1% y la de México mejoró 0,9%.

 

Mientras tanto, con buen volumen de negocios, los bonos argentinos volvieron a perder precio. El 84% de lo operado en títulos públicos se transó en apenas tres papeles: el bono AY24 se llevó el 69% de los negocios, el bono AO20 tuvo el 8% Y el bono TC20 el 7%.

 

Con ese escenario, en los extremos hubo un salto del 13% para el bono NO20, una mejora del 10% para el bono PO19C y subas entre 2% y 8,5% para los bonos AA21, AA46D, AA25C y AF20. Con baja del 1,4% al 2,8% para los bonos DICYC, PUM21, AA26D, A2E2C y A2E8D.

 

Y donde también hubo bajas fue en la Bolsa porteña. Con $ 696 millones operados, el índice Merval bajó 1,8%, con el 80% de lo operado en acciones concentrado en nueve papeles: ByMA se llevó el 17% de las operaciones, Supervielle el 14% y Galicia el 13%.

 

En los extremos se vieron subas del 1,4% al 4,3% para Grimoldi, Valores, Agrometal, Telecom, Richmond y Telefónica. Con caídas del 2% al 7,6% para Petrolera del Conosur, Caputo, Pampa Energía, Semino, Supervielle, Longvie, Costanera, Edenor, Molinos, TGS, Francés, Consultatio, Aluar, Mirgor, Petrobras Brasil y Boldt. Y entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York hubo una alzas del 1,1% al 1,4% para Bunge y Ternium; con retrocesos del 1% al 3,7% para Edenor, Cresud, Pampa E, Galicia, Francés e Irsa I.

 

Finalmente, con el dólar más firme en el exterior, hubo una baja del 0,1% para el petróleo, hasta US$ 56,83 por barril. También una baja del 1,3% para el oro y una caída del 1,8% para la onza de plata. En metales básicos se vio un salto del 1,6% para el aluminio y merma del 0,5% para el níquel y baja del 0,8% para el cobre. En Chicago: subas del 1,3% para el trigo, del 1,1% para el maíz y del 0,9% para la soja. En Rosario el trigo repuntó 4,7%, el maíz mejoró 2,2% y la soja tuvo un alza del 0,9%. Por otra parte, se registró una baja del Bitcoin del 0,9%, pero con mermas de hasta el 6% en otras criptomonedas.