El sector químico y petroquímico en guardia

25 de febrero, 2019

El sector químico y petroquímico en guardia

 

Las exportaciones del sector químico y petroquímico cerraron 2018 con un aumento interanual de 25%, lo que permitió a la industria compensar la caída de 3% de las ventas locales y atenuar el impacto de la baja de la producción, del orden del 10%, según un informe del sector conocido ayer.

 

Según el informe elaborado por la Cámara de la Industria Química y Petroquímica, la caída de la producción y las ventas registrada el año pasado siguieron la evolución negativa del Estimador Mensual Industrial (EMI) general, que retrocedió 5%.

 

El año pasado las ventas totales al mercado interno, más las exportaciones del sector, alcanzaron los US$ 4.516 millones.

 

Además advirtió sobre los cierres definitivos de varias plantas por “falta de competitividad vinculada al aumento de costos de diferentes insumos” y un “marcado descenso de la demanda del mercado interno, particularmente en el segundo semestre” del año pasado.

 

Y con respecto a la capacidad instalada para el sector, explicó que no se prevén cambios en la utilización promedio de la misma, con lo cual el sector tendrá en 2019 “una evolución positiva con relación al 2018 o en terreno levemente negativo cercano a cero”.

 

Las ventas al exterior terminaron el año pasado “en terreno positivo, 25%, con respecto al 2017”, mientras que la variación interanual de diciembre último registró un alza de 43%.

 

Para la cámara, como resultado de este desempeño las ventas totales que abarcaron el mercado local más exportaciones de los productos informados por las empresas del sector para el año 2018 alcanzaron los US$ 4.516 millones.

 

Por su parte, el informe explicó que el uso de la capacidad instalada del sector para los productos petroquímicos básicos mejoró en 2018 con relación a 2017 al pasar de 65% a 68%.

 

En tanto, la balanza comercial del año 2018, según datos preliminares del Indec para el segmento de productos de las industrias químicas y conexas tuvo un déficit de US$ 2.838 millones.

 

Para el caso de plásticos, caucho y sus manufacturas, el déficit anual alcanzó los US$ 1.188 millones, es decir un “rojo” por US$ 4.026 millones para todo el sector, es decir un 21% más que en 2017.

 

Desde la cámara de la industria química y petroquímica también alertaron en el informe que la aplicación de retenciones a las exportaciones industriales “afectó sensiblemente al sector, detectando casos en los que los exportadores lo hacen cubriendo sólo los costos variables”.

 

Y también destacaron que, “la baja en la producción de biocombustibles, la caída en la producción de ciertos insumos termoplásticos para embalaje, la baja en la demanda de insumos agroquímicos, la caída de la producción de fibras sintéticas, en la producción de insumos para la industria de la construcción y en insumos para la industria automotriz corroboran los resultados”.

 

Y con respecto a las perspectivas del sector para este año, las empresas coincidieron que “el sector en general no prevé un rápido cambio de tendencia en los indicadores debido a que la demanda no mostrará variaciones”.