Creció 4,8% la venta online, pero cayó 11,6% en los locales físicos

5 de febrero, 2019

comercio calle venta consumo

 

Las ventas minoristas pymes en enero cayeron en promedio 10% respecto al mismo mes de 2018, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), que en un informe de ayer indicó que los comercios continúan con la misma tendencia que traen desde hace más de un año, con caída en la venta de productos en locales físicos, que este mes se contrajo 11,6% interanual, y alza en la comercialización en la modalidad online, que el mes pasado creció 4,8% en comparación con enero del año pasado.

 

“Enero nos encontró con un cliente comprando lo justo y necesario, y un empresario dispuesto a vender como sea. Hubo grandes descuentos por compra en efectivo y facilidades de pagos con tarjetas, en muchos casos asumiendo los costos el negocio”, explicó Came en su informe, y destacó que, a excepción de una que se mantuvo igual, todas las categorías de la modalidad online presentaron alzas, mientras que todos los grandes rubros relevados de la venta física en locales mostraron caídas.

 

De acuerdo con el informe de Came, el 77,4% de los comercios consultados tuvieron bajas anuales en sus ventas en enero, lo cual indica que se amplió la retracción en comparación con diciembre, cuando abarcó al 72,1% de los comercios consultados. En tanto, sólo el 15,5% de los negocios manifestó haber tenido crecimiento en ventas durante el mes y el 7,1% indicó que se mantuvo sin cambios al respecto.

 

Según el estudio, en promedio, abarcando las dos modalidades de comercialización, los mayores descensos en el mes se registraron en los rubros de bijouterie (-14,9%); calzado y marroquinería (-14,8%); muebles de oficina y hogar (-14,3%); bazares y regalos (-13,8%); joyerías y relojerías (-13,8%); repuestos de autos y motos (-12,1%), ropa de cama y textil blanco (-11,3%); indumentaria y lencería (-10,6%) y materiales para la construcción (-10%).

 

En tanto, el relevamiento que abarcó a 2.200 comercios pymes indicó que las categorías con menores contracciones en el promedio en ventas de ambas modalidades fueron las de alimentos y bebidas (-4,9%); deportes (-7,5%); juguetería y artículos escolares (-8,3%); ferretería y materiales eléctricos (-8,9%) y electrodomésticos, computación y celulares (-9,5%).

 

Sobre el rubro menos afectado del promedio, que fue el de alimentos y bebidas, Came explicó que “muchos negocios liquidaron stock al costo, otros armaron canastas con precios reducidos para mover consumo en mayor número, o pusieron tres cuotas sin interés para que el público no se vaya a las grandes cadenas”. Según la organización, la caída se profundizó en la segunda quincena del mes y tuvieron salida muchas segundas y terceras marcas.

 

En la categoría de electrodomésticos, computación y celulares, que obtuvo el mejor resultado del modo online, con un alza interanual de 21,7% y una caída de 15% en ventas en locales, se destacó la demanda en aires acondicionados y ventiladores, impulsados por la ola de calor de algunos días del mes, según indicó el informe. “Pero lo demás se mantuvo flojo y en sintonía con la tendencia general del consumo. Las familias también le escaparon bastante a comprar en cuotas, por el impacto que puedan tener las altas tasas de interés”, aseguró Came.

 

Según el relevamiento, el comercio del rubro indumentaria tuvo poco movimiento en enero en todas las ciudades del país, incluso los lugares de veraneo. “Se vendieron mayormente prendas de menor valor, mucho con tarjeta de crédito. También se hicieron muchas ofertas para liquidar stocks, que la gente aprovechó”, indicó el informe, que señaló además que aunque la venta online en este rubro subió 8% interanual, aún tiene baja participación de comercio en esta modalidad.

 

Por su parte, en la categoría de juguetería y artículos escolares, que creció 6,7% en ventas online y cayó 10,5% en venta tradicional, “en los centros de veraneo hubo muchas consultas o gente mirando, pero más como paseo que por decisión de compra, y finalmente pocas operaciones concretadas”, indicó Came, y añadió la celebración de Reyes impulsó la venta en los segmentos de juguetes para los niños más pequeños y juegos de mesa.