Alineada Santa Fe, Cambiemos no evita la interna en Córdoba

19 de febrero, 2019

cambiemos corral angelini

 

A horas de la aplastante derrota que el hombre del radicalismo pampeano Daniel Kroneberger le propinó el candidato del PRO y que contaba con el apoyo de la Casa Rosada, Carlos Mac Allister, se encendieron las alarmas en las filas de Cambiemos ante el inminente cierre de candidaturas en dos distritos clave en el tablero electoral nacional: Córdoba y Santa Fe.

 

Tal como informó este diario, en la provincia conducida por el peronista Juan Schiaretti, Cambiemos se encamina a una interna entre el sector mayoritario del radicalismo encabezado por Ramón Mestre y otro liderado por el diputado Mario Negri que cuenta con el respaldo del PRO.

 

Ayer a última hora, se presentaron ante la Justicia Electoral los nombres de quienes competirán el próximo 17 de marzo en una interna que no tiene precedentes y que habilitará a afiliados a los partidos de la alianza (UCR, PRO, Frente Cívico) y a no afiliados a ningún partido a votar. Según pudo averiguar este diario, en el radicalismo cordobés estiman que habrá 250.000 votantes en una elección que no es obligatoria y en la que el aparato partidario del radicalismo podría tener un peso decisivo.

 

Mestre anunció el domingo en las redes como compañero de fórmula al jefe comunal de Belle Ville, Carlos Briner, un binomio puramente radical mientras que Negri ya había hecho oficial que su compañero de fórmula será Héctor Baldassi.

 

En la UCR creen que habrá 250.000 votantes en una elección no obligatoria y en la que el aparato partidario tendrá peso.

 

El jefe comunal de la capital de la provincia había establecido contacto con algunos sectores del PRO local, y hasta se barajaban los nombres de Laura Rodríguez Machado y Gabriel Frizza como posibles compañeros de fórmula. Sin embargo, según pudo reconstruir El Economista, el mandamás de la UCR cordobesa fue notificado el viernes pasado que la Casa Rosada bajó la orden de que el PRO se encolumne detrás de la candidatura de Negri.

 

La decisión aisló a Mestre quien en medio de fuertes presiones sostuvo su candidatura aunque debió recurrir a un radical puro para completar la fórmula.

 

De esa manera quedaron expuestas las dos vertientes dentro del Cambiemos cordobés. Mientras que Negri cuenta con el apoyo de la Casa Rosada, el PRO, la CC ARI y el Frente Cívico de Luis Juez, Mestre quedó recostado sobre un sector del radicalismo puro, que cuenta con la estructura partidaria provincial y el respaldo de la gran mayoría de los intendentes radicales cordobeses. En ambos sectores descuentan que la elección será pareja.

 

También en Córdoba capital, Cambiemos enfrentará una elección entre el exembajador Luis Juez por el sector de Negri y Rodrigo de Loredo, yerno de Oscar Aguad que representa al sector radical más cercano a la Casa Rosada y por eso, su decisión de participar en el espacio que impulsa a Mestre fue una sorpresa. En diciembre Mestre cumple su octavo año de mandato al frente de la ciudad que representa el 40% del padrón provincial, aunque no pudo imponer un sucesor natural.

 

De ese modo, las tensiones internas de Cambiemos podrían hacer peligrar la continuidad radical en la Capital, mientras que el oficialismo cordobés impulsará al diputado y actual vicegobernador en licencia Martín Llaryora.

 

El caso Santa Fe

 

En la provincia litoreña la situación es otra. El escenario se encaminaba a una primaria competitiva en Cambiemos, pero la Casa Rosada medió para que el diputado provincial y jefe del PRO santafesino, Federico Angelini, se baje de sus ambiciones en favor del intendente de la ciudad capital y hombre fuerte del radicalismo, José Corral.

 

“Con Corral estamos trabajando juntos, para ofrecer a los santafesinos la mejor alternativa de cambio para nuestra provincia.”, lanzó Angelini en redes como un modo de oficializar su declinación.

 

El jefe comunal había recibido días atrás el apoyo de la CC ARI, mientras que Angelini insistía públicamente con que contaba con el apoyo del Presidente para competir, pero lo cierto es que ni siquiera lograba aglutinar las adhesiones de los amarillos. El concejal rosarino, Roy López Molina, quien tiene todos los números para competir por la intendencia de la ciudad, no expresó nunca su adhesión al titular del PRO santafesino.

 

Según informó una fuente cercana a Marcos Peña ante este diario, la concejala PRO de Rosario, Anita Martínez, es quien tiene altas chances de integrar fórmula con Corral, lo cual sería oficializado en las próximas días dado que el cierre de listas es el próximo 22 de febrero.