Golpe al Alto Valle: Brasil suspendió el ingreso de peras y manzanas argentinas

27 de febrero, 2019

alimentos agro fruta pera Brasil

Por la aparición de frutas con señales de la plaga carpocapsa en nueve cargamentos enviados desde enero hasta mediados de febrero, Brasil suspendió el ingreso de peras y manzanas nacionales, según informaron ayer fuentes del gobierno de Río Negro.

 

La carpocapsa (también conocida como gusano o polilla de la pera y la manzana) es un insecto que se ha convertido en la peor pesadilla para los productores de la zona, ya que produce daños irreversibles en la fruta.

 

Además, Brasil es un destino primordial: importa alrededor del 25% de la producción, 120.000 toneladas de frutas del Alto Valle anualmente, unas 90.000 peras y 30.000 manzanas.

 

El sector frutícola de Río Negro, uno de los mayores productores del país, sufrió su última crisis en el 2015 producto de una decisión similar de Brasil. En esa ocasión, el conflicto derivó en muchos reclamos y cortes de ruta.

 

Teniendo en cuenta que el sector ocupa a unas 50.000 personas en Río Negro y Neuquén, el secretario de Fruticultura de Río Negro, Carlos Banacloy, indicó que están trabajando para resolver la situación junto a funcionarios del Senasa que ya se encuentran en Brasil.

 

Desde el Senasa informaron que trabajan con los productores y exportadores cuyos cargamentos fueron detectados con larvas vivas de la plaga mediante la suspensión de establecimientos, unidades productivas, galpones de empaque y exportadores.

 

Asimismo, anunciaron que mantienen negociaciones con el Departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) para ampliar la información técnica enviada y las medidas tomadas al respecto.

 

“Esta suspensión es una luz amarilla que nos pone Brasil; estamos trabajando desde cada uno de los sectores involucrados, públicos y privados, para lograr que se levante lo antes posible la suspensión”, explicó en un comunicado el vicepresidente del Senasa, Guillermo Rossi.

 

Por otra parte, Matías Longoni, periodista especializado en el agro, cuestionó la falta de accionar del Gobierno en el desarrollo del conflicto: “El cierre de Brasil a las peras y manzanas del Alto Valle será lapidario para muchos productores si no se resuelve rápido. La responsabilidad del Gobierno de Cambiemos es mayúscula”, afirmó.

 

El secretario de la Federación Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, Marcelo Coroliani, coincidió: “Aunque la federación no exporta directamente a Brasil, el impacto en el precio de la fruta alcanzará a todos los productores y sin rentabilidad es muy difícil hacer los trabajos de sanidad. Lamentablemente la Carpocapsa es una plaga nacional y el gobierno no ha estado a la altura de las necesidades de productor”, aseguró.

 

Dejá un comentario