Apoyo empresario a la suba del MNI, pero piden más

15 de febrero, 2019

Macri presidente

 

La medida anunciada ayer por el presidente Mauricio Macri y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que establece la suba del Mínimo No Imponible (MNI) sobre las cargas patronales para las economías regionales, que pasará de $7.004 a $17.509 y según el Gobierno cobijará a más de 230.000 empleados distribuidos en casi 24.000 empresas de todas las provincias, excepto la CABA, generó apoyo por parte de varios sectores, que lo tomaron como una “muy buena señal”, aunque otros indicaron que la normativa no alcanza.

 

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) manifestó su apoyo y satisfacción. “La entidad pondera las medidas anunciadas, toda vez que entiende que éstas significan un avance concreto en pos de su recuperación”, indicó la CAC, en referencia a la retracción del nivel de actividad, por la que se había pronunciado recientemente señalando la “delicada situación que enfrenta el sector representado”, indicando el impacto padecido en el sector durante los últimos meses en consecuencia de la alta inflación y las elevadas tasas de interés.

 

Macri anuncios economías regionales
Macri, ayer, con gobernadores, legisladores, funcionarios y empresarios.

 

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), declaró también su satisfacción e interpretó a la medida como una “respuesta al pedido” que esta organización venía solicitando al Gobierno desde abril de 2018. “Es una herramienta para fomentar la competitividad y generar más y mejor empleo”, destacó el titular de Came, que asumen que la intención del Gobierno con esta normativa es aliviar al empleador para que pueda tomar más personal y fomentar el blanqueo laboral.

 

Por su parte, el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, opinó: “Nos parece positivo que se vuelva a poner el foco en la producción y se hable de una agenda productiva y un modelo de desarrollo económico para el interior”. Además, indicó que los sectores de producción agropecuaria tendrán “números positivos” y “volverá el país a instalarse en el plano internacional”, en un contexto de “apertura de nuevos mercados”.

 

“Espero que sea también un primer paso de una serie de medidas para reactivar las economías regionales”, dijo el vicepresidente segundo de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, que consideró a esta medida como “una muy buena señal” y agregó que estos anuncios implican “un dato concreto” para el sector.

 

“Consideramos bien el aumento del MIN. Es importante la visión del Presidente que, una vez terminada la tormenta, hay que seguir fomentando y apoyando a la producción”, dijo Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Asimismo, el presidente de la Federación Agraria, Carlos Achetoni, comentó que desde “hace mucho tiempo” que estaban “pidiendo estar en agenda y poder contar con políticas públicas diferenciadas y específicas”.

 

En tanto, algunos empresarios y dirigentes indicaron que, sin bien es un avance, la medida queda corta y “no es suficiente para reavivar al muerto”. Uno de ellos fue José Ignacio De Mendiguren, ex titular de la UIA, que manifestó su inconformidad: “Había muchas expectativas. Pensábamos que iba a sacar las retenciones a las economías regionales, pero no y ese anuncio no cambia para nada el panorama”, indicó en declaraciones radiales.

 

“La reducción de las cargas laborales ayuda, pero no es todo lo esperado por el sector vitivinícola. Requerimos de otras medidas del Gobierno Nacional como la quita de retenciones y el aumento de reintegros para salir a exportar y sacar a la industria del estado recesivo actual”, manifestó Angel Leotta, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar).