Se “nacionaliza” consulta riojana

18 de enero, 2019

Casas PJ La Rioja

 

La convocatoria a una consulta popular para dirimir si el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, podrá buscar o no una nueva reelección a ese cargo no sólo divide aguas en la política local. Se convirtió también en tema judicial y de discusión a nivel nacional. Mientras la Corte Suprema de la Nación habilitó ayer la feria judicial para tramitar la acción de amparo de dos legisladores de Cambiemos para que se suspenda la convocatoria por “inconstitucional”, un grupo de gobernadores peronistas salió a respaldar al mandatario provincial.

 

La decisión de la Corte “no implica adelantar posición alguna respecto de los distintos requerimientos formulados en la presentación judicial”, aclaró el Tribunal, presidido en estos días por el ministro Horacio Rosatti, ante la ausencia de Carlos Rosenkrantz. Los diputados nacionales Héctor Olivares (presidente de la Unión Cívica Radical de La Rioja) y Marcelo Wechsler (interventor del PRO en esa provincia) fueron quienes pidieron que el tribunal “se expida con urgencia”, porque la consulta para la eventual enmienda de la constitución local está prevista para el próximo 27 de enero. Patrocinados por el abogado Ricardo Gil Lavedra, los legisladores de Cambiemos quieren que el máximo tribunal de la Nación se pronuncie “en tiempo útil” para “evitar que se consume el atropello constitucional, con el consiguiente deterioro institucional para la República”.

 

Por medio de un comunicado, a su vez, varios gobernadores y referentes de Argentina Federal respaldaron a Casas. “Es necesario respetar la autonomía provincial, evitando la judicialización de la política y de los procesos electorales”, dijeron en un comunicado firmado, entre otros, por los mandatarios Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manzur (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Mariano Arcioni (Chubut), Hugo Passalacqua (Misiones) y Rosana Bertone. A ellos se les suma el senador Miguel Ángel Pichetto, el dirigente Sergio Massa y el gobernador santiagueño Gerardo Zamora.

Dejá un comentario