Prevén un desaceleramiento de la economía global para 2019

14 de enero, 2019

La OCDE global pronostica un crecimiento global de 3,7%

 

El crecimiento de la economía global registrará una desaceleración en 2019, con una reducción del desempleo en las economías avanzadas. En ese contexto, Argentina estará condicionada por el control de la inflación, según la consultora privada PwC.

A nivel global, la compañía prevé que la economía en general se desacelere a medida que los países del G7 regresen a las tasas de crecimiento promedio en el largo plazo. “Se espera que el repunte en el crecimiento de las principales economías observadas entre finales de 2016 y principios de 2018, haya finalizado”, indicó el informe.

“En Argentina, la estabilidad macrofinanciera alcanzada en los últimos meses se logró a partir de una combinación de medidas de política monetaria muy restrictivas, que difícilmente puedan ser sostenidas por un período muy largo”, indicó el economista jefe de PwC, José Segura.

Agregó que “la clave para poder equilibrar las variables financieras en niveles más compatibles con el crecimiento de la economía, es que la inflación comience a bajar significativamente en los próximos meses”.

En su opinión “2019 inicia como un año con mayores incertidumbres que las que se podían esperar al comienzo de 2018; a lo que se sumará rápidamente los ruidos propios de un año electoral y un contexto internacional crecientemente más volátil”.

No obstante señaló que es probable que la recuperación del campo, el empuje de sectores vinculados a la energía, y otros vinculados a la economía brasileña (en crecimiento, en particular su sector industrial que demanda bienes argentinos) contribuyan a revertir en cierta medida la caída de la actividad.

Para Estados Unidos, la empresa prevé una moderación en el crecimiento de 2,8% registrado en 2018 a 2,3% este año. También se ralentizará el crecimiento en China por el impacto de los aranceles estadounidenses y la necesidad de controlar los niveles de deuda.

“Se espera que el ajuste continúe en los mercados laborales de las economías avanzadas, y que el desempleo siga cayendo incluso si la creación de empleo disminuye” agregó. Este llevaría a elevar los salarios, pero también causaría algunos inconvenientes a las empresas que buscan solucionar la escasez de talento, consideraron desde PwC.

Segura indicó también que “el desempleo caerá un poco más en Estados Unidos y en Alemania, donde las tasas de generación de empleo se han mantenido fuertes”.

Dejá un comentario