Perotti y Bielsa disputan aliados en Santa Fe

30 de enero, 2019

En un escenario de tercios, la unidad es necesaria para dar pelea. Negociaciones con kirchneristas, Bielsa y Rodenas

 

Cuando parecía que el senador Omar Perotti tenía más o menos allanado el camino para representar al peronismo en las elecciones a gobernador en Santa Fe irrumpió María Eugenia Vidal en el escenario provincial y movió las piezas. La exvicegobernadora lanzó su precandidatura a principio de año y busca aliados dentro del peronismo (el kirchnerismo incluido), pero también más allá de él, entre dirigentes de la centroizquierda y movimientos sociales. Mientras que Perotti intenta retener los apoyos en la estructura del partido y hacerse fuerte entre intendentes.

 

Perotti tiene en su debe dos derrotas en primarias abiertas. Ambas contra Agustín Rossi, el dirigente más consustanciado con el kirchnerismo en la provincia, que luego no pudo extender ese predominio frente al Frente Progresista Cívico y Social y frente al PRO o a Cambiemos. En esta oportunidad, Rossi dará un paso al costado, más abocado a la disputa nacional. Y el senador nacional, oriundo de Rafaela, se ofrecía como factor de unidad, más allá de que el Frente para la Victoria tuviese dirigentes con pretensiones: la senadora María de los Angeles Sacnun y el diputado nacional Marcos Cleri.

 

Con la decisión de Bielsa las alianzas parecen dividirse. Bielsa pretende sumar a Ciudad Futura, el Partido de Progreso Social, el Movimiento Evita y los socialistas alineados con Rubén Giustiniani y el periodista Carlos Del Frade, abriéndose hacia el centroizquierda. Mientras espera recomponer su relación con el kirchnerismo. En 2013, una discusión con el sector de Rossi la llevó a renunciar a su banca de diputada provincial y volver a la docencia en la Facultad de Arquitectura en la Universidad Nacional de Rosario y al trabajo en el sector privado. “Es un momento de tal complejidad que es necesaria una unidad con ciertos consensos, como la lucha contra el narcotráfico, políticas sociales bien articuladas, el trabajo con la niñez y la educación”, señaló hace unos días.

 

El duelo en ciernes parece también una disputa geográfica. Perotti del centro-norte de la provincia tiene menos anclaje en el sur más poblado y con más incidencia económica. Por eso había pensado en la exjueza Alejandra Rodenas, rosarina y actual diputada nacional, como eventual compañera de fórmula. Al sumarse Bielsa a la pelea, cerca de Perotti piensan en una figura más fuerte, incluso por fuera de la política. Entre otras cosas, se dijo que estaban midiendo la imagen e intención de votos de la exjugadora de hockey sobre césped Luciana Aymar, también rosarina. Mientras que podría sumar los apoyos del diputado del Frente Renovador, Alejandro Grandinetti, y el concejal rosarino Roberto Sukerman.

 

En la vereda de enfrente estarán Antonio Bonfatti, que encabezará la fórmula del Frente Progresista, la alianza entre socialistas y un sector del radicalismo, y los candidatos de Cambiemos. Por el lado del radicalismo aparece José Corral, intendente de la ciudad capital. Por el lado del PRO, el diputado provincial Federico Angelini. A los que puede sumarse Mario Barletta.

 

Dejá un comentario