Larreta aún sin rivales en el duelo porteño

18 de enero, 2019

PJ

 

Por Pablo Varela

 

Mientras Martín Lousteau no definió si competirá con Horacio Rodríguez Larreta en las PASO de Cambiemos, el peronismo porteño continúa en la búsqueda de los nombres y de una estrategia que lo ubique como una alternativa competitiva para los próximos comicios.

 

En diciembre pasado el titular del PJ porteño, Víctor Santa María lanzó la Mesa de Acción Política para comenzar el trabajo de diseño de la estrategia electoral de cara a 2019. “Hicimos un gran esfuerzo para que allí se vea reflejada la paridad de género”, explicó la legisladora María Rosa Muiños en diálogo con este diario. En efecto, de los doce integrantes de la mesa, seis son mujeres.

 

Lejos de dar definiciones o nombres respecto de candidaturas, la referente del peronismo sostuvo que buscarán dialogar “con todos los sectores” que “estén dentro o fuera” de la orgánica del PJ que se sientan “opositores” tanto a Larreta como a Mauricio Macri.

 

En las últimas elecciones de medio término, el oficialismo con Elisa Carrió encabezando la boleta, obtuvo más del 50% de los votos, una performance que de repetirse, evitaría una segunda vuelta. Un dato adicional: este año la CABA elige senadores nacionales y Carrió, ya anunció que no será candidata.

 

Todas las fuentes del peronismo porteño consultadas, entienden que la mejor manera para decidir candidaturas, serán las PASO. En las elecciones pasadas, una amplia parte del peronismo y de la centroizquierda convivieron en unas primarias que llevó cuatro listas y que colocó a Daniel Filmus como primer candidato en la categoría de diputados y a Mariano Recalde encabezando para legisladores, aunque no logró trascender el 20% en el que se ha ubicado la oferta peronista en las últimas elecciones.

 

Los bloques del kirchnerismo y del peronismo en la Legislatura de la Ciudad, acompañaron el año pasado al Código Electoral diseñado por Larreta y que da potestad al jefe de Gobierno para fijar el calendario electoral. “Creemos que el Código de mayor autonomía al jefe de Gobierno, al igual que en la mayoría de las provincias”, explicó Muiños.

 

La estrategia se puede entender. Con los altos niveles de aprobación que mantiene la gestión de Larreta (algo reconocido por todo el arco opositor), el peronismo buscará nacionalizar la campaña, haciendo eje en la economía y en los temas nacionales.

 

“Se barajan distintos candidatos para una PASO grande: Marco Lavagna, Mariano Recalde, Victoria Donda, Matías Lammens, Ginés González García”, lanzó una activa fuente del Evita porteño ante este diario. Salvo Recalde, todos los otros nombres serían un dato novedoso para el peronismo, que ha evidenciado el agotamiento de candidaturas y nombres en los últimos procesos electorales.

 

Como contó El Economista, el presidente de San Lorenzo que ya anunció que este será el último año al frente del club, evalúa la posibilidad de lanzarse definitivamente a la arena política. Lammens buscaría construir un espacio propio de perfil “progresista”, que lo distinga del kirchnerismo y con el claro objetivo de colarse en un balotaje. En el peronismo de la Ciudad, entienden que la unificación electoral podría complicarlo: “En un escenario unificado, va a necesitar un candidato a presidente como todos”, razonan.

 

Al igual que Lavagna que milita en las filas del raquítico massismo porteño, otra incógnita a despejar será el titular del CESBA, Matías Tombolini, que con afinidad con el peronismo ha quedado a las puertas de una diputación en 2017.

 

Al mismo tiempo, según pudo averiguar este diario, algunas agrupaciones impulsan a la figura de Francisco Cafiero para ocupar un lugar de relevancia en las listas: apellido históricamente peronista, pero también ligado a la renovación.

Dejá un comentario