Guaidó llamó a los militares de su lado y Maduro le respondió

25 de enero, 2019

VENEZUELA

Tanto Juan Guaidó como Nicolás Maduro se expresaron hoy a la tarde sobre la tensa situación de Venezuela en conferencias prácticamente simultáneas.

 

El líder opositor habló 40 minutos en una plaza del barrio Chacao de Caracas y llamó a sus compatriotas a mantenerse “en las calles, movilizados hasta que el usurpador Nicolás Maduro se vaya del poder y un gobierno de transición convoque a elecciones libres”.

 

En un discurso, Guaidó hizo reiterados llamados a las fuerzas militares y de seguridad para que “vengan para este lado, que hay una oportunidad de Patria”. Pidió a los ciudadanos que “hablen con el militar amigo, conocido, para que vea que ponerse del lado de la Constitución aglutina, da fuerza”.

 

En su primer discurso tras jurar como “presidente encargado” y después de dos días en los que no se supo su paradero, Guaidó anunció un fin de semana “con dos tareas poderosas”, la primera de ellas mañana, con asambleas populares para homenajear a las víctimas” de las marchas “y avanzar en el proceso de organización”.

 

“El domingo, que cada uno de ustedes baje la ley de Amnistía que votó la Asamblea Nacional, la imprima, y la lleve a militares amigos, conocidos. Les estamos estrechando la mano. Que se den cuenta que esa ilegalidad que hoy usurpa (el Palacio) Miraflores, no puede pagar ni una cuenta”, exhortó Guaidó.

 

En varios pasajes de su discurso, habló de tres pasos claves: “que el usurpador deje el cargo, se establezca un gobierno de transición y tengamos elecciones libres”. Y resaltó la capacidad de movilización de los sectores antichavistas: “Creen que nos vamos a cansar, que esto se va a desinflar. Pero acá nadie se cansa ni se rinde”, subrayó.

 

Guaidó aprovechó para enumerar los países que ayer le manifestaron su reconocimiento y cuestionó a los que “están encajonados, atrincherados en Miraflores” mientras reclamó que “no se dilate más lo que es obvio y evidente”.

 

Momentos antes, se difundió una entrevista en la consideraba el peligro de ser detenido por adjudicarse el miércoles la jefatura del Ejecutivo, y expresaba que su temor no era por él sino “por la gente, que lo está pasando mal”.

 

Mientras tanto, Nicolás Maduro, se expresó a su vez en una conferencia de prensa donde calificó a Guaidó como “un agente de los gringos”. “Lo formaron como agente y lo metieron en la política, un agente del Gobierno de los Estados Unidos”, subrayó el mandatario chavista.

 

También se refirió a la sugerencia del canciller de España, Josep Borrell, quien  lo instó a convocar a elecciones:”Nos plantamos frente a España, ante su racismo, ante su discriminación. Vamos a derrotar a esa clase política que desprecia a Venezuela”, añadió.

 

El gobierno español lidera la respuesta de la UE a la crisis que atraviesa Venezuela, que está pendiente de los resultados de una reunión en Bruselas para fijar una posición común, una cuestión clave para que la estrategia diplomática sea efectiva a la hora de ejercer presión sobre Maduro.  Es posible que se convoque un Consejo de Ministros europeos si no hay unanimidad.

 

Los grandes países de la UE, entre ellos Francia, Alemania, Reino Unido y Portugal, respaldan la posición de España, de acuerdo a lo indicado por la prensa europea, y al menos dos países pequeños, Grecia y Austria, no quieren reconocer a Guaidó bajo ningún concepto.

Dejá un comentario