Dólar en la banda, con buena rueda para acciones y bonos

17 de enero, 2019

Dólar dólares

 

Por Luis Varela 

 

Después de una inflación mensual del 6,5% en septiembre, el 5,4% en octubre, del 3,2% en noviembre y del 2,6% en diciembre, los analistas empezaron a deslizar ayer que la variación mensual de precios esperada hasta abril estará en la zona del 2,5%, al tiempo que se conoció que una familia tipo porteña necesitó para vivir en diciembre nada menos que $ 2.118 millones por día.

 

A pesar de esta estructura, y por gran cierre de empresas y pérdidas de empleos en los últimos cien días, el Banco Central salió a decir ayer que aumentará en $ 3.000 millones la meta de base monetaria promedio durante enero, debido a la compra de dólares, que solo en la primera quincena ascendió a US$ 160 millones.

 

Con esos dos elementos en el centro de la pelea por la crisis económica y financiera, la autoridad monetaria siguió ayer manejando gradualmente el joystick cambiario: volvió a realizar una nueva compra de dólares para sostener el valor de la divisa, y evitar que se retrase respecto de la inflación. Y lo novedoso frente a esta pulseada fue que los títulos argentinos, tanto bonos como acciones, tuvieron un buen día, ya sea en cuanto a volúmenes operados como en interesantes subas en las cotizaciones.

 

Mientras el mundo financiero se concentraba en la votación en Gran Bretaña por el Brexit, con la primera ministra Theresa May logrando un ajustadísimo triunfo, las monedas europeas y asiáticas lograron una mejor posición contra el dólar, al tiempo que el billete estadounidense bajó en México, en Chile y en el Reino Unido.

 

En Buenos Aires, mientras tanto, el BCRA salió a defender el precio del dólar: compró US$ 30 millones y con eso logró meter al valor de la divisa otra vez dentro de la banda cambiaria, que desde enero avanza con una variación del 2% mensual tanto para el piso como para el techo.

 

Con esta intervención, se anotó una suba de 28 centavos para el dólar oficial, hasta $ 38,48, un cierre sin cambios para el dólar blue en $ 39,25, y una suba de 40 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 37,50. Y debe hacerse notar que con este precio el dólar mayorista se ubicó en el piso de la banda, que ayer tuvo como extremos a $ 37,499 de piso y $ 48,528 de techo.

 

Debido a la intervención del BCRA, el peso argentino también perdió ayer valor contra otras monedas. Medidas en pesos, la libra saltó 52 centavos hasta $ 48,31 pesos, el euro subió 38 centavos hasta $ 42,72 y el real subió 5 centavos hasta $ 10,03.

 

Lo novedoso de ayer fue que volvió a verse una tendencia mixta en las tasas. El BCRA volvió a bajar la tasa que le paga a los bancos por las Leliq: la achicó de 57,6% a 57,54% anual. Pero las entidades financieras no tuvieron la misma respuesta con sus clientes: las tasas de los plazos fijos volvieron a subir, ya que pagaron 44,5% anual por plata chica y 49% por plata grande.

 

La parte ciertamente positiva del mercado de ayer fue la nueva corriente alcista de todas las bolsas latinoamericanas y la firmeza de los bonos argentinos. Debe hacerse notar que transcurrido medio enero las acciones de las bolsas que se negocian al sur del Río Bravo han tenido el mejor arranque de año en nada menos que 31 años.

 

Ayer se anotaron subas del 0,1% al 0,6% en los índices de la Bolsa de Nueva York, con fuerte suba para Goldman Sachs, Bank of America, United Continental y Morgan Stanley y con nuevas bajas para Ford y ADV Micro. Por otra parte, se registró un alza del 0,4% en la Bolsa de San Pablo y una mejora del 0,5% en la de México.

 

La visita de Macri a Brasil y su encuentro positivo con Jair Bolsonaro generaron un mejor clima para los títulos argentinos. Con más volumen operado ($ 751 millones), la Bolsa de Buenos Aires subió 1,45%. El 80% de lo operado en acciones se transó en trece papeles: G.F. Galicia tuvo el 16% de los negocios, BYMA el 11% y Petrobras Brasil el 8%.

 

Con esa estructura, hubo una mejora del 3% al 5,6% para Cablevisión, Edesal, Francés, Molinos, Consultatio, Edenor, YPF, Metrogas, Telecom, Santander Río y Camuzzi. Con bajas entre 2% y 3,8% para Polledo, Celulosa, Cuyana, Macro, Hipotecario y Carboclor. Mientas que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York estuvieron mixtas: con subas para Edenor, Globant, YPF, Ternium, Francés y Telecom y retrocesos para Irsa P, Irsa I, Macro y Bunge.

 

Pero mientras se vieron bajas para los bonos de Portugal y Gran Bretaña; y subas para los de Italia, lo mejor del mercado local estuvo con los bonos. Con buen volumen de negocios los títulos públicos argentinos recuperaron envión y permitieron que el riesgo país volviera a bajar, ubicándose en 690 puntos básicos, 150 puntos menos que en el peor momento de diciembre.

 

El 82% de lo operado en bonos se transó en cuatro: AY24 62%, DICA 9%, AO20 6% y DICP 5%. Y en los extremos hubo un salto del 23% para el bono BOC6O, suba del 11% para el bono TVPA y mejoras del 3% al 6,3% para los bonos DIP0, BD2C0, PBF23, TVPY, DICPC, AA37, DIA0D, DIA0 y PF23D. Y caídas del 1% al 1,6% para los bonos BPLDD y PARAD.

Dejá un comentario