Decenas de allanamientos en la causa “cuadernos”

18 de enero, 2019

bonadio

 

El juez federal Claudio Bonadio dispuso ayer la realización de 82 procedimientos en busca de información administrativa en más de 70 empresas mencionadas en la causa de los cuadernos del chofer Oscar Centeno. Los procedimientos ordenados fueron “órdenes de presentación”, mediante las cuales efectivos de fuerzas federales de seguridad se presentaron en las empresas investigadas para solicitar la información requerida por el juzgado. El objetivo de los procedimientos fue acceder a información asociada, por ejemplo, con la composición societaria de las empresas señaladas en el tramo de la causa de los cuadernos vinculado con las concesiones de obra pública.

 

Además, Bonadio rechazó excarcelar al último “arrepentido” de la causa, el exsecretario de Hacienda de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, mientras en una indagatoria el exsecretario privado de Cristina Fernández, Isidro Bounine, rechazó las acusaciones en su contra. Campillo es el primer acusado que no logra ser excarcelado por el juez de la causa de los cuadernos inmediatamente después de acogerse al régimen de testigos e imputados colaboradores.

 

En los operativos dispuestos por Bonadio, los policías piden información administrativa, actas societarias y otro tipo de documentos que a criterio del magistrado podrían ser útiles para avanzar en la investigación. En noviembre, el juez federal había pedido a la Inspección General de Justicia los nombres de los directivos de 70 empresas que participaron de las licitaciones de obra pública entre 2003 y 2015, y que señalara si alguna de esas compañías integraron Uniones Transitorias de Empresas para participar de las licitaciones estatales.

 

Uno de los lugares donde se llevaban a cabo los operativos fue la Cámara Argentina de la Construcción. “Bonadio ordenó un pedido de informes sobre autoridades y balances de las empresas asociadas. Es un pedido que ya cumplimos, aunque parcialmente. Fue sobre unas 70 empresas que están mencionadas en la causa, no de todas”, dijo Julio Crivelli (Nº1 de la CAC) en declaraciones realizadas a Infobae.

 

En su declaración como arrepentido, Campillo sostuvo que él fue llamado a opinar sobre los manejos del dinero de Muñoz en el exterior convocado por Isidro Bounine, quien se desempeñaba como secretario de la senadora Cristina Fernández, desde muchos años antes de que la esposa de Néstor Kirchner llegara a la Presidencia. Bounine estuvo más de cuatro horas en el juzgado federal de Bonadio quien ayer ordenó su detención luego de que Campillo revelara que lo contactó para que asesorase a Muñoz con operaciones inmobiliarias en Estados Unidos y empresas off shore, explicaron las fuentes judiciales. Ante el juez Bonadio, Bounine negó haber contactado a Campillo y dijo que si alguna vez se comunicaron fue porque el ex funcionario de Santa Cruz lo llamó pero para hablar de “otros temas”.

Dejá un comentario