Controversia por vacante en la Cámara Electoral

25 de enero, 2019

Escrutinio elección PASO 2017 elecciones

 

La Cámara Nacional Electoral es la encargada de auditar a los partidos políticos, monitorear su vida interna y hasta aprobar modificaciones en el sistema de votación. Desde enero de 2016, tiene un puesto vacante tras el fallecimiento de uno de sus camaristas: el juez Rodolfo Muné.

 

Fue entonces que el Consejo de la Magistratura activó los mecanismo para encontrar reemplazante y convocó a concurso para ocupar el cargo. Alejandra Marcela Lázzaro, es la concursante que obtuvo la mejor puntuación y se mantuvo en el primer lugar a lo largo de todo el trayecto evaluatorio. “Siempre me mantuve en el primer lugar, en todo el proceso”, sostuvo Lázzaro en diálogo con el Economista.

 

Actualmente, la postulante se desempeña como secretaria de la Cámara Electoral (uno de los tres sercretarías que tiene) además de ser docente titular de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho y en la de Ciencias Sociales de la UBA. Según pudo averiguar El Economista, Lázzaro tiene un doctorado obtenido con un tesis en financiamiento electoral. Todos antecedentes válidos que a la hora de la decisión final, cuentan.

 

En mayo del año pasado, la Magistratura elevó al Poder Ejecutivo los nombres de los tres ternados para ocupar ese lugar. Junto a Lázzaro, el Ejecutivo debió evaluar al juez federal de Tucumán Daniel Bejas y Hernán Golçalves Figueiredo, secretario de Actuación Judicial de la Cámara Electoral.

 

Según pudo saber este medio, en octubre del año pasado la secretaria de la CNE solicitó un encuentro con el titular de la cartera de Justicia, Germán Garavano, que lo concedió, pero no dio definiciones.

 

En los últimos días, el Gobierno remitió una serie de pliegos para ser aprobados por el Senado en sesiones extraordinarias, en los que figura el nombre Gonçalves Figueiredo, quien en realidad ocupó el tercer lugar en la lista de candidatos concursantes. El dato que no pasó inadvertido. Hasta donde este diario pudo saber, Gonçalves no tiene los antecedentes, no ocupa cargo docente alguno, ni es “doctor”.

 

Según trascendió, la remisión del pliego de Gonçalves habría sido en acuerdo con un sector del PJ, esencialmente con el del senador Miguel Pichetto, quien dirige un bloque indispensable para obtener los dos tercios necesarios para obtener la aprobación. La UCR que había dado el visto bueno para el nombramiento de Lázzaro junto al titular de la Cámara, Alberto Dalla Vía, quedó por ahora desplazada de la decisión y ya deja trascender su enojo.

 

Desde el radicalismo, algunas voces señalan que el año pasado el Congreso aprobó la ley de paridad de género para las listas de legisladores nacionales. La Cámara Electoral siempre estuvo integrada por hombres y Lázzaro podría ser la primera mujer en arribar al tribunal. En esa línea, especulan con que su eventual arribo sera un acto de Justicia, a tono con el clima de época. Según confirmó la propia Lázzaro a este diario, la funcionaria de la justicia electoral, también se dedica a “temas de género”.

 

Dejá un comentario