Contrario a la Nación, la CABA aumentó 17% el consumo de cemento

17 de enero, 2019

Contrario a la Nación, la CABA aumentó 17% el consumo de cemento

 

Como consecuencia de la crisis económica, 2018 tuvo una retracción de 1,1% de consumo de cemento, después dos años consecutivos donde el consumo de este material había marcado cifras récord, impulsados principalmente por los proyectos de obra pública llevó a cabo el Gobierno Nacional. Sin embargo, este último índice a la baja no estuvo acompañado por la capital del país, que en este punto cerró el año con cifras positivas.

 

Según el reporte emitido ayer por la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Fecoba), el consumo de cemento en la Ciudad, contrario al mal resultado nacional, tuvo un aumento de 16,9% entre enero y noviembre de 2018 respecto al mismo período del año anterior.

 

Fecoba le adjudica el aumento de esta cifra a las obras públicas que está llevando adelante el Gobierno porteño. Desde la administración de Horacio Rodríguez Larreta confirman a este medio que las obras de mayor magnitud que se están realizando son el paseo del bajo, los viaductos de los trenes Mitre y San Martín y el segundo emisario del arroyo Vega, que es la última obra de mitigación contra las inundaciones en la Ciudad.

 

Después de esas tres grandes obras, señalan también la construcción del nuevo Ministerio de Educación de la Ciudad que se está realizando en el interior de la Villa 31 y la construcción del nuevo Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat que se está edificando en el predio donde se demolió el edificio popularmente conocido como Elefante Blanco, en el barrio porteño de Villa Lugano.

 

Por otro lado, según Fecoba, basado en datos del Centro de Investigación Pyme Ciudad Productiva (Cipba), otro de los rubros que resistió a la crisis y se mantuvo con un buen nivel fue el gastronómico. El estudio exhibe que los restaurantes de la ciudad registraron un incremento de 11,4% en cuanto al número de clientes entre enero y noviembre de 2018 respecto al mismo período de 2017.

 

Otro de los datos positivos que señala la organización en medio del difícil contexto es que, mientras el PIB nacional cayó 1,4% en el acumulado de los tres primeros trimestres de 2018, la Ciudad tuvo un leve crecimiento de 0,4% durante ese mismo período respecto al mismo lapso del año anterior.

 

La actividad económica en la Ciudad, de acuerdo con el estudio, cayó cerca de 1% durante 2018. La inflación, por su parte, en la Ciudad también fue menor en comparación con los resultados de la medición nacional. Mientras el
índice de precios creció 47,6% en el país, en la Ciudad el alza fue de 45,5%. Los principales impulsores de este índice corresponden a los precios regulados como los servicios públicos, el transporte público, las prepagas y el combustible.

 

“Nos preocupa la proyección para este año”, dijo Fabián Castillo, presidente de Fecoba. “Las pequeñas y medianas empresas requieren políticas urgentes que brinden previsibilidad a su actividad y, fundamentalmente, eviten su cierre”, agregó.

 

En tanto, el impacto de la crisis sobre el rubro de automóviles nuevos, que cerró el año en caída, tuvo un impacto menor en la capital del país. Según los datos de Cipba, mientras en el país la venta de autos nuevos se redujo 10,9% en 2018 frente a 2017, en la Ciudad de Buenos Aires la caída fue de cuatro puntos porcentuales menos, con una reducción de 6,9% en patentamientos.

 

Los rubros que presentaron resultados negativos que superaron al promedio nacionales fueron la venta de productos en supermercados y textiles, que en los tres primeros trimestres del año cayó 0,8%, mientras a nivel nacional el reducción fue de 0,23% durante ese mismo período; y las cifras del desempleo, que mientras en el país fue de 9,0%, en la Ciudad fue de 9,4%.

Dejá un comentario