China tuvo su menor crecimiento desde 1990

21 de enero, 2019

Bandera china

 

El PIB de China subió 6,6% en 2018, su tasa más baja desde 1990 pero en línea con lo que esperaban muchos analistas. La desaceleración del crecimiento en la segunda economía del mundo es un motivo de preocupación porque aporta un tercio del crecimiento mundial. Los economistas privados – y también el FMI- pronostican que su producto subirá 6,2%, este año, que de concretarse, le restaría 0,2 puntos porcentuales al PIB global. También se informó que la expansión del PIB en el último trimestre de 2018 fue de 6,4% con relación al mismo período del año anterior. La reacción inicial de los mercados ante esos datos fue negativa.

 

El conflicto comercial con Estados Unidos y el menor crecimiento de Europa hacia donde se dirigen una gran cantidad de las exportaciones chinas influyeron en el resultado.Pero los antecedentes muestran que el gobierno de China no se queda corto a la hora de poner en marcha medidas de estímulo para lograr su objetivo, que sería una tasa de crecimiento en un rango del 6% al 6,5%, lo que implicaría un ajuste frente a la expansión en torno al 6,5% que se había fijado para 2018.

 

Otros datos conocidos muestran un escenario más positivo pero también dentro de un contexto de desaceleración. La producción industrial creció 5,7% y las ventas minoristas 8,2%, superando los pronósticos en ambos casos. A su vez, la inversión en activos fijos creció 5,9% en 2018 con relación al año anterior mientras que en 2017 la suba había sido de 7,2%. A su vez, la tasa de desempleo en diciembre fue de 4,9%, mostrando una ligera suba con relación al 4,8% de noviembre.

 

Dejá un comentario