Cambiemos Córdoba: negocian contrarreloj, pero no evitan la interna

15 de enero, 2019

Cambiemos Córdoba: negocian contrarreloj, pero no evitan la interna

 

El próximo jueves 17 de enero, vence el plazo del ultimátum que el jefe de Gabinete de la Nación Marcos Peña, le dio al PRO cordobés y los actores de Cambiemos de la provincia de Córdoba, para zanjar la metodología con la que se elegirá al candidato del oficialismo nacional en la provincia mediterránea.

 

Superada la tensión inicial, la disputa parece haber quedado reducida al titular del bloque de Cambiemos en el Cámara de Diputados, Mario Negri y al intendente de Córdoba, Ramón Mestre. El diputado Héctor Baldassi, ha dado gestos para cerrar un acuerdo e integrar fórmula, mientras el líder del Frente Cívico Luis Juez, ya anunció que competirá por la intendencia en la ciudad, que concentra el 40% del padrón de la provincia.

 

Ambos dirigentes, aprovechan el período estival para mostrarse activos en redes sociales y en los festivales folclóricos. Negri, quien cuenta con el apoyo de la Casa Rosada y asegura que los números de las encuestas lo favorecen en una eventual fórmula con Baldassi, prefiere evitar una interna abierta, consciente del poder territorial que Mestre, ha mostrado en sus últimas recorridas con el exarbitro y con Juez. Durante el fin de semana, estuvo junto al intendente de Villa Allende, Eduardo Romero (PRO) y multiplica gestos que buscan aislar a su rival en la interna. La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, también se ha expresado a favor de su colega en Diputados.

 

En contrapartida, Mestre, quien preside la UCR de Córdoba, cuenta con la estructura territorial y el apoyo de decenas de jefes comunales del radicalismo, un importante activo ante una eventual interna, la fijada para el próximo 17 de marzo.

 

Mestre tuvo en cuenta que Baldassi tampoco cuenta con el apoyo de toda la estructura del PRO cordobés y se mostró con varios dirigentes amarillos, como la senadora Laura Rodríguez Machado, en el festival de Jesús María, acompañado por el funcionario del ministerio del Interior, Sebastián García de Luca.

 

Al mismo tiempo, Mestre se ha mostrado cercano a la figura de Martín Lousteau en el último tiempo y hasta ha criticado el rol del radicalismo en la alianza gobernante: “Hoy la UCR no participa en la definición de los grandes trazos del Gobierno”, sostuvo el jefe comunal en una entrevista reciente, en lo que parecería ser un mensaje dirigido a la conducción nacional del partido y una diferenciación de su adversario quien se muestra alineado con la Casa Rosada.

 

La reunión que el viernes pasado el presidente Mauricio Macri mantuvo con los gobernadores radicales Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy), sirvió entre otras cosas para que se le encomendase al titular del partido centenario, zanjar diferencias entre correligionarios evitando que el desgaste de la disputa interna perjudique las chances de quien compita contra Juan Schiaretti.

 

Sin embargo, mientras la Casa Rosada busca evitar roces y encapsular la discusión en una rencilla radical, el mandatario mendocino no se ha mostrado activo en llevarle soluciones a Peña, quien hasta último momento jugará para evitar la confrontación. El tiempo parecería correr a favor de Mestre que sin definiciones, tendría mejores chances de imponerse aunque todavía el PRO no ha ratificado ante la junta electoral su pertenencia al frente.

 

Córdoba es el segundo padrón del país, detrás de la provincia de Buenos Aires, y fue un distrito clave en el balotaje de 2015, por su aporte de votos a Cambiemos, cuando Macri se impuso ajustadamente sobre Daniel Scioli. Además, Marcos Juárez fue el primer municipio donde una listaintegrada por el PRO y la UCR, se alzó con una victoria en 2014.

Dejá un comentario