Tensión y duelo de chicanas en el primer debate por el Presupuesto

21 de septiembre, 2018

Tensión y duelo de chicanas en el primer debate por el Presupuesto

 

El debate en la comisión de Presupuesto y Hacienda empezó con retraso. El invitado especial en el Anexo de Diputados, Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda del Gobierno, llegó bastante más tarde de lo esperado y generó los primeros roces, el primer fuego cruzado. “¿No puede venir ahora el ministro?”, reaccionó José Luis Gioja, del Frente para la Victoria, luego de las presentación y las explicaciones de Luciano Laspina, diputado del PRO y presidente de la comisión. “Les está yendo la gobernabilidad en este Presupuesto. No sean necios. Que se presente el ministro. Esto no es un jardín de infantes”, siguió Graciela Camaño, voz predominante en el Frente Renovador. “Ya va a llegar el ministro, lo van a tener todo el día. Si quieren, cama adentro. No hay ningún problema. Lo que pido es que tengamos calma, no hagamos un espectáculo”, devolvió la chicana Mario Negri, presidente del interbloque de Cambiemos.

 

Ya con el ministro Dujonvne en la sala de reuniones el clima no mejoró. En un cruce con el diputado del bloque Justicialista, Diego Bossio, vicepresidente de la comisión, aseguró que el resultado de la negociación con el FMI “se va a comunicar en los próximos días”, antes de que se vote el Presupuesto 2019, y negó que la Argentina “embarcada” en ninguna negociación de ningún esquema monetario de las características que se mencionan. “Son comentarios particulares del Tesoro de Estados Unidos”, precisó, en relación con declaraciones de un asesor del presidente norteamericano Donald Trump.

 

“¿Tienen pensado reestructurar una deuda?”, inquirió Bossio. “Argentina no planea ningún megacanje. Venimos a traer una propuesta que permita ahorrar dinero”, respondió el ministro. Previamente, Bossio había tenido un cruce con el diputado Fernando Iglesias. “¿Qué decís? Siempre estás faltando el respeto”, lo increpó el legislador peronista, por una chicana que el dirigente del PRO lanzó con micrófono apagado. El jefe del bloque del Frente para la Victoria salió en defensa de Bossio, en un reencuentro político que resultó extraño. El duelo luego siguió en las redes sociales.

 

Camaño también tuvo sus contrapuntos. La diputada del Frente Renovador cuestionó el artículo 60 del proyecto de Presupuesto, que crea en el ámbito de la Jefatura de Gabinete, un “fideicomiso marco de asistencia financiera para la obra pública argentina”. “El Estado Nacional va a asumir todos los riesgos del financiamiento a tasas imposibles, vamos a tener más deuda y las empresas adjudicatarias se van a transformar en meros intermediarios. Esta no era la resolución que queríamos”, se quejó la legisladora. Dujovne defendió la medida. “Estamos intentando llevar adelante una solución parcial, no la mejor, sino la que tenemos disponible para defender el empleo en la construcción, el programa de infraestructura, y que no se pierdan miles de puestos de trabajo”, sostuvo el ministro de Hacienda. Y agregó: “En ese contexto, utilizar un fideicomiso que pueda financiar transitoriamente su capital de trabajo hasta que las compañías logren financiamiento en el mercado es la solución que encontramos”.

 

Precisamente, el Bloque Justicialista de Bossio y el Frente Renovador de Camaño son dos bloques que el Gobierno necesita para sumar votos o acuerdos posibles para aprobar el Presupuesto. “Estamos dispuestos a negociar lo que haga falta. Esto no es un Presupuesto que se vota a libro cerrado. Tenemos algunas cuestiones que son fundamentales. Por ejemplo, asegurarnos que los ingresos alcancen para cubrir los gastos primarios”, había dicho el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, principal negociador del Ejecutivo, esa misma mañana. “Si existe discusión respecto a priorizar un gasto sobre otro, perfectamente lo vamos a tener en cuenta y debatir. No somos los dueños de la verdad”, sostuvo en una entrevista con radio Continental.

 

El otro cruce de Dujovne fue con el diputado nacional por el Frente para la Victoria, Axel Kicillof. “Qué medidas van a tomar usted y (Luis) Caputo para que el tipo de cambio quede fijo en 40 pesos? ¿Qué medidas van a tomar para que la gente llegue a fin de mes? ¿Qué medidas van a tomar para que la clase media pueda vivir mejor?”, preguntó el exministro de Economía del anterior gobierno. “En nuestra proyección promedio, la economía se contrae un 0,5%. A diferencia de los presupuestos que usted presentaba, intentamos aproximarnos a la verdad”, retrucó el ministro, entre gritos y quejas de diputados del FpV.