Más exportaciones para crear más empleo en la provincia

26 de septiembre, 2018

pib Containers mercosur exportaciones exportador diseñar comercial déficit EE.UU. Brasil

Por Javier Tizado (h) Ministro de Producción de la provincia de Buenos Aires

 

Para multiplicar la creación de empleo, necesitamos recorrer juntos un camino: exportar más y mejor. Los argentinos, y en especial los bonaerenses, tenemos mucho más para aportar al mundo. A pesar de las dificultades, tenemos la oportunidad de crecer hacia el mundo y así favorecer la creación de recursos genuinos que den solidez y estabilidad a nuestra economía.

 

Los diarios nos hablan de una guerra comercial entre potencias que ponen trabas al comercio. Sin embargo, los países siguen negociando y el comercio mundial sigue aumentando cada año. Japón y la Unión Europea acaban de firmar un acuerdo comercial; el año pasado el comercio creció más que el PIB y este año se prevé un aumento del comercio global de 4,4%. La Argentina tiene una participación muy baja en ese escenario: de cada US$ 100 que comercia el mundo, apenas 30 centavos pasan por nuestro país.

 

Luego de años de retroceso, en 2016 comenzamos a revertir la tendencia. En el primer semestre de este año, las exportaciones argentinas crecieron: vendimos por US$ 30.000 millones, 5,5% por encima del año pasado. La provincia de Buenos Aires aportó un tercio del total de las exportaciones. Estamos trabajando muy cerca para superar esos problemas y en ese camino vemos que se abren oportunidades para que las exportaciones crezcan aún más. Tenemos que ayudar a las pymes de nuestra provincia para que aprovechen este nuevo escenario y aumentar así sus ventas al exterior.

 

Para crecer, tenemos que mirar qué exportamos y a donde. La provincia de Buenos Aires tiene los suelos más fértiles del mundo. En los últimos años, además, los productores han invertido en tecnología para aumentar la productividad y han crecido en calidad, volumen y diversidad. Somos una potencia en productos del campo y podemos agregarle valor a nuestras carnes y nuestros granos para que se conviertan en alimentos procesados de calidad, una gran demanda creciente en el mundo.

 

No solo vendemos los productos de nuestro campo. Las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) crecieron 10,8% en el primer semestre y son el 47% de las exportaciones de la provincia. Son exportaciones con media o alta intensidad tecnológica, lo que significa que detrás hay valor agregado, una cadena de pymes activa e integrada y mano de obra calificada. Cuando exportamos una pickup producida en Zárate, por ejemplo, hay una empresa mediana detrás que produjo piezas, y técnicos argentinos que participaron de un proceso cada vez más global.

 

También tenemos que mirar muy bien hacia donde van nuestros productos. Brasil es nuestro principal socio industrial y China el gran comprador de commodities. Sin embargo, están creciendo (y van a crecer) nuevos mercados que demandan tanto nuestros bienes industriales como nuestros servicios y alimentos. El sudeste asiático (con Vietnam a la cabeza) está creciendo en su participación y Oriente Medio, Asia Central y Africa son destinos no explotados suficientemente que tienen un potencial de crecimiento similar o mayor al asiático tanto, por su dinámica poblacional como de ingresos.

 

Las pymes están viendo estas oportunidades. Pese a las dificultades de los cambios recientes, las estamos acompañando para que mejoren las condiciones para la inversión y la innovación. El Gobierno Nacional lanzó Exporta Simple y una Ventanilla Unica de Comercio Exterior (VUCE), para facilitar la venta al exterior de todo tipo de bienes, de manera ágil, transparente y económica. Por su parte, la provincia presentó GLOBA (Global Business in Buenos Aires) para abrir nuevos mercados y oportunidades de negocio. Los bancos públicos están ayudando con líneas de crédito a las pymes para dar ese impulso. El BICE y el Banco Nación sostienen un paquete de estímulos para las pequeñas y medianas empresas enfocados en inversión productiva, capital de trabajo y líneas financieras. Desde la provincia, el Bapro ofrece líneas especiales para exportadores. Juntos estamos cambiando la mirada y entendiendo que, más allá de las dificultades, los bonaerenses producimos lo que el mundo demanda. Y estamos decididos a salir a ganar esos mercados, como el camino más sólido para crear empleo y reducir la pobreza.