La Fed subirá la tasa y escalan los conflictos comerciales

24 de septiembre, 2018

La Fed subirá la tasa y escalan los conflictos comerciales

 

Hoy entrarán en vigencia las subas de aranceles que le impusieron Estados Unidos y China a las importaciones del otro. En Washington creen que tienen todo para ganar en estos conflictos comerciales y, según la visión del secretario de Estado, Mike Pompeo, fue China la que los comenzó hace mucho tiempo. Hasta ahora, los mercados no se inmutaron por esta pelea y la semana pasada hubo una suba generalizada de las bolsas. Pero los inversores están atentos a lo que puede ocurrir en los próximos días cuando las sanciones dejen de ser meras amenazas y comiencen a operar.

 

La semana que se inicia tendrá como tema excluyente la reunión de la Reserva Federal, en la que se descuenta que habrá una suba de la tasa de interés de un cuarto de punto (que la llevará a un rango de 2%-2,25%). Pero la atención de los mercados se concentrará en el comunicado del miércoles 26 para analizar sus diferencias con el anterior y en la posterior conferencia de prensa de Jay Powell. Si bien la mayoría de los analistas considera que habrá otra suba en diciembre, hay discrepancias sobre lo que puede ocurrir en 2019. En los extremos, están los que consideran que habrá sólo una mientras que otros proyectan cuatro y las palabras de Powell pueden dar una pauta sobre lo que ocurrirá.

 

El jueves, el Departamento de Comercio dará a conocer su tercera estimación sobre el crecimiento del PIB en el segundo trimestre y los analistas pronostican que se mantendrá en el 4,2%. El mismo día se difundirán las órdenes de bienes durables correspondientes a agosto que, se estima, registraron una suba de 1,7%. A su vez, el viernes se informará sobre los ingresos personales, que habrían crecido 0,4% en agosto mientras que los consumos personales, según los economistas, tuvieron un incremento de 0,3%.

 

La semana cerrará con el índice de confianza de los consumidores en septiembre elaborado por la Universidad de Michigan, que mostrará su mayor nivel desde 2004.

 

En el Viejo Continente

 

En Europa, el jueves se difundirán varios índices que miden las expectativas de los agentes económicos. Entre ellos estarán los de confianza de los consumidores y de las empresas, el clima de negocios y el de las perspectivas de inflación en un momento en el cual el nivel de actividad en la zona euro se expande a un ritmo modesto. Por otra parte, el viernes se conocerán los datos preliminares sobre los precios al consumidor en septiembre y los analistas estiman que mostrarán una suba en torno al 2% mientras que la inflación núcleo se ubicará ligeramente por encima del 1%. Así, el Banco Central Europeo podrá mantener su estrategia de desarme gradual de sus políticas de estímulo monetario.

 

El jueves, el mismo día que hablará Powell, lo hará el presidente del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, que por ahora no tiene previsto cambiar el rumbo de su política. Al día siguiente, se conocerán datos de precios y del mercado laboral de la tercera economía del mundo.

 

La región

 

En Brasil habrá mucha información económica. Hoy se conocerán los números de la cuenta corriente de agosto y el índice de confianza de los consumidores que elabora la Fundación Getulio Vargas. Por su parte, el Banco Central de Brasil publicará el informe Focus con las proyecciones económicas de los analistas del mercado a pocos días de las elecciones presidenciales y con un escenario de balotaje entre Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, que se sigue consolidando. A su vez, el viernes se difundirá la tasa de desempleo, que sigue en niveles altos porque la recuperación de la economía es muy lenta y estarán los datos sobre la situación fiscal.

 

También el viernes se sabrá la tasa de desempleo en Chile en agosto, que estaría levemente por encima del 7%.

 

En Argentina también habrá información abundante en una semana que estará cortada por el paro general del martes 25 pero en la cual el Gobierno aspira a cerrar el acuerdo con el FMI. El miércoles se presentarán los números del intercambio comercial de agosto, que podría comenzar a reflejar el impacto simultáneo de un tipo de cambio alto y la recesión. Ese mismo día, se conocerá el EMAE de julio, en el cual quedará claramente expuesto el derrumbe del nivel de actividad. El jueves 27 será el turno de la balanza de pagos y del dato más temido por el Gobierno: el índice de pobreza e indigencia del primer semestre. Desde las esferas oficiales, empezando por el Presidente, se viene advirtiendo que el dato será malo procurando mitigar su impacto. De todas maneras, cuando los datos se confirmen, será difícil evitar las lecturas negativas sobre las razones que los provocaron.