Frigerio defendió el Presupuesto y acercó posiciones con PJ no K

27 de septiembre, 2018

Frigerio defendió el Presupuesto y acercó posiciones con PJ no K

 

“No hay ninguna modificación en el Presupuesto producto del nuevo acuerdo con el FMI. El acuerdo elimina incertidumbres respecto del financiamiento futuro de la Argentina”. Ese fue uno de los ejes de la exposición de ayer en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados del ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda Rogelio Frigerio. Quizá el más importante. Sobre todo, por la insistencia de la oposición para tratar el tema, apenas un par de horas antes de que, desde Nueva York, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y la directora del FMI, Christine Lagarde hicieran el anuncio. “No modifica ninguna de las variables macroeconómicas que están en discusión en el Presupuesto”, tuvo que repetir para dejar el concepto en claro, más allá de las chicanas de la oposición.

 

“Fuimos al FMI con nuestras pautas y proyecciones de la macroeconomía y esto es lo que el FMI aceptó”, agregó al responder una pregunta del jefe del bloque del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, en referencia a la pauta de inflación interanual estimada en el 23% para diciembre del 2019, y un dólar promedio a 40,1 pesos. Rossi había planteado minutos antes que al desconocer el contenido del nuevo acuerdo con el FMI, era imposible determinar si podía haber “implicancias” en lo que respecta a las proyecciones de inflación y tipo de cambio, lo cual podía tener una incidencia directa en las partidas presupuestarias. De todos modos, Rossi le agradeció a Frigerio su “buena predisposición” y le reconoció “su capacidad política”.

 

Luego de su intervención, Frigerio se reunió con dos espadas parlamentarias clave de la oposición moderada, acuerdista. El senador nacional Miguel Angel Pichetto y el diputado Pablo Kosiner, del interbloque Argentina Federal. El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y al jefe del bloque PRO, Nicolás Massot, también participaron del intercambio. El encuentro tiene antecedente en la reunión de Frigerio y Pichetto del viernes pasado.

 

Para el Gobierno es el espacio que tiene la llave de negociación en el reciento y los números necesarios para su aprobación. Perteneciente al mismo interbloque y vicepresidente de la comisión, Diego Bossio fue una de las voces críticas. Solicitó la presencia del nuevo presidente del Banco Central, Guido Sandleris, y tuvo a su cargo parte de los cuestionamientos. Respecto del Frente Renovador, las aguas parecen repartidas. Más por cuestiones ligadas a la dinámica interna del espacio, que a divergencias en la negociación posible. Mientras Felipe Solá anunció su voto negativo (lo mismo que Facundo Moyano), otros integrantes como Marcos Lavagna o Graciela Camaño parecen más partidarios a lograr cambios para sumar su voto crítico.

 

Respecto a la distribución de recursos, Frigerio aseguró que las provincias “hoy participan del 50% del total de la torta de recursos federales cuando hace dos años y medio atrás participaban del 40%” y consideró que el año próximo recibirán “cinco veces más” de lo que recibieron este año a través del Fondo Federal Sojero (Fofeso), eliminado por un decreto presidencial, en una decisión que cuestionaron algunos gobernadores y cientos de intendentes. “Con estos recursos, cada jurisdicción de manera autónoma y respetando el federalismo va a ver qué hace con las obras en los municipios como corresponde a un verdadero país federal que estamos construyendo”, destacó el ministro.

 

En otro pasaje, se refirió a la renegociación del Consenso Fiscal y a la addenda que tienen que firmar los gobernadores. El proceso viene demorado. Pensaba tener el aval de la mayoría de los gobernadores para la semana pasada, para que lo trate el Senado, y tiene el de la mitad de ellos. De todos modos, Frigerio es optimista. La noche del martes viajó a Santiago del Estero para entrevistarse con el gobernador local Gerardo Zamora y con el tucumano Juan Manzur, dos mandatarios provinciales que se habían sumado en los últimos meses al lote de los díscolos luego de atravesar los primeros dos años de gestión de Cambiemos con vínculo de aceptable a bueno. Los resultados de la conversación fueron positivos, señalaron las partes. Y ayer se reunió con el gobernador de La Rioja, Sergio Casas, para hablar sobre el Prespuesto. Casas ya estampó su firma al nuevo Consenso Fiscal