CNV reglamentó a los fondos cerrados

19 de septiembre, 2018

CNV fci inversión

 

Con casi dos años de demora, la Comisión Nacional de Valores (CNV) reglamentó el régimen de los FCI cerrados, según lo previsto por la Ley de Financiamiento Productivo.

 

Se trata de instrumentos que deberán invertir directa o indirectamente en activos radicados en el país. Estos instrumentos habían cobrado relevancia en octubre de 2016, cuando se puso en marcha el blanqueo. En esa oportunidad, se permitía que aquellos que blanqueaban de US$ 250.000 en adelante pudieran hacerlo mediante estos instrumentos de inversión sin pagar el impuesto.

 

Sin embargo, sólo 7 de los casi 40 que se habían presentado ante la CNV consiguieron primero el aval oficial y luego el respaldo inversor necesario para salir al mercado. En total, recaudaron US$ 300 millones, y una de las trabas fundamentales fue la doble tributación que afectaba al inversor que aportaba a un FCI.

 

La resolución general 763 comprende, entre sus principales puntos, la determinación del contenido mínimo del reglamento de gestión y del prospecto de emisión; el régimen informativo aplicable; los requisitos de dispersión mínima; la emisión y colocación en tramos; el aumento de la cantidad máxima de cuotapartes; el régimen aplicable a las asambleas de cuotapartistas; y el rescate anticipado de cuotapartes.

 

La reglamentación fue puesta a consulta pública a comienzos de junio. Según consignó el organismo, muchos de los comentarios fueron aceptados e incluidos en la normativa final.