Cuantificando la corrupción kirchnerista

13 de agosto, 2018

Cuantificando la corrupción kirchnerista

 

El último panorama semanal de Federico Muñoz y Asociados dio algunos datos que buscaron cuantificar el potencial de magnitud de la corrupción durante el Gobierno kirchnerista en términos de sobreprecios. Si bien el informe reconoció que los datos son meramente indiciarios, sostuvo: “Llegamos a montos de retornos hipotéticos realmente estremecedores”. Casi a la par, el diputado Mario Negri twitteó: “Los sobreprecios acumulados en 12 años K son del 9% del PIB”.

 

 

Los ejercicios de investigación que realizó el informe de Muñoz y Asociados fueron tres: por un lado cotejó los datos oficiales de evolución del gasto monetario en obra pública, que salieron a la luz por parte de la propia la Dirección de Inversión Pública, con los datos oficiales de evolución física de la obra pública, es decir con los rubros obras viales y Otras obras de infraestructura de los ISAC publicados por el Indec.

 

Por otro lado, se centró en lo vial y contrastó el gasto de capital de Vialidad Nacional deflactado con los despachos de asfalto vial para obtener el gasto real de Vialidad por tonelada despachada de asfalto. Por último calculó el gasto público nacional corrompible, para lo que sumó los items del presupuesto gasto de capital, subsidios a empresas, gasto en bienes de consumo, déficit de empresas públicas y ptros gastos.

 

El primer cálculo mostró que los volúmenes físicos de obra pública duplicaron los niveles de los ‘90 mientras que el gasto real cuadruplicó en 2011 al promedio de los ‘90. El segundo cálculo dio que en 2017 el gasto real de Vialidad por tonelada de asfalto fue significativamente menor (-35%) que en el promedio de la gestión Cristina (2008-2015)”. El tercero mostró que los renglones presupuestarios expuestos a corrupción totalizaron más de US$ 30.000 millones anuales.