Día negro: el anuncio profundizó la corrida y el dólar se disparó a $34,40

29 de agosto, 2018

Imparable: tras el acuerdo con el FMI, el dólar sigue escalando y ya toca los $42

 

Por Juan Strasnoy Peyre

 

Ni el anuncio del blindaje 2019, ni una nueva venta de reservas de US$ 300 millones. Nada logra aplacar la desconfianza del mercado. En un día negro, el peso se devaluó otro 8,4%. El dólar minorista se disparó $2,35 y alcanzó los $34,40. El mayorista saltó $2,75 a $34. Sin respuestas del Gobierno, crecen las versiones de salidas en el equipo económico.

 

El anuncio de Mauricio Macri de un acuerdo con el FMI para adelantar “todos los fondos necesarios” para garantizar el cumplimiento del programa financiero de 2019 pero sin demasiadas precisiones reforzó el descrédito del mercado. Tampoco surtió el más mínimo efecto la nueva subasta del BCRA por US$ 300 millones a un precio promedio de $31.64.

 

En una sola rueda, en la que no hubo ninguna “tormenta externa” a la que echar mano, el tipo de cambio superó por primera vez desde la salida de la convertibilidad los $33 primero y luego los $34.

 

“Garantizar el financiamiento para 2019 nos va a permitir retomar la confianza y el sendero del crecimiento lo más rápido posible”, dijo el Presidente durante su breve mensaje de esta mañana que buscó recuperar la calma. Pero ocurrió todo lo contrario.

 

 

“Hoy parece ser el peor día de todos. La bala de plata era el anuncio de cerrar el programa financiero, y no funcionó. Se anunció mal, se generó más incertidumbre. Combo letal: modelo con serios problemas estructurales, cierre del financiamiento, y una mala praxis enorme”, sintetizó Martín Alfie (Radar).

 

Gabriel Caamaño Gómez (Consultora Ledesma) criticó la falta de detalles en el anuncio oficial: “Números, al mercado se le responde con números concretos y una clara bajada de las implicancias en el programa financiero 2019, particularmente demostrando que está blindado en un escenario de de stress. Espero sinceramente que no se demoren innecesariamente en eso”. Coincidió Federico Furiase (Eco Go), en diálogo con Radio Led: “Este adelanto del FMI era la línea que tenía que trabajar el Gobierno, aunque un poco tarde. Deben mostrar los números del programa financiero, porque un anuncio sin detalles deja muy expuesto a Argentina”.

 

Por su parte, el analista financiero Christian Buteler planteó que “el anuncio de hoy garantiza el mercado de bonos hasta el 2020. El tipo de cambio y las acciones van por caminos separados. Puede mejorar el clima, pero no necesariamente debería cambiar la tendencia. Lo anunciado no impacta en el mercado de cambios, el peso argentino sigue con los mismo problemas que tenía ayer a las 15”.

 

 

Al respecto, el exviceministro de Economía Emmanuel Álvarez Agis consideró que “el mercado no duda de la solvencia (es decir, de poder pagar la deuda). Duda de que podamos parar la corrida, es decir, de que tengamos la liquidez para poder frenar la corrida contra el peso”.

 

Los analistas volvieron a cuestionar la dilapidación de reservas. “Argentina, aún con los fondos del FMI, no cierra la brecha financiera y tiene que salir a buscar plata a los mercados. Debería priorizar que el BCRA no venda reservas porque se vienen los vencimientos de deuda en dólares”, dijo Furiase.

 

Su compañero en Eco Go, Martín Vauthier, agregó que “la situación no está para seguir dilapidando reservas tratando siquiera de ‘moderar’ una tendencia, si antes no se restaura la confianza y se baja el riesgo país. Hoy quemamos US$ 300 M y el mercado aprovechó la oportunidad para comprar barato”. Sin embargo, en pleno miércoles aclaró: “La situación en materia cambiaria y de confianza es crítica, pero esto está lejos de ser 2001. El sistema financiero no está dolarizado y los vencimientos en dólares son muy bajos como para pensar en un default”.

 

Aflie, en tanto, dijo que “estamos lejos de un 2001 porque las condiciones del sistema financiero son distintas. Básicamente, no está dolarizado. Pero la crisis va a pegar, y muy fuerte. Lo peor de todo son las consecuencias de esta corrida sin fin: desempleo, caída del poder adquisitivo y destrucción del entramado productivo. Las crisis no son gratuitas: dejan muchos heridos, nos hacen retroceder y golpean más a los que menos tienen. Día muy muy negro”.

 

El volumen operado en el segmento de contado bajó levemente a US$ 689,009 millones y en el de futuros del MAE se hicieron US$ 1.062,100 millones. En los futuros del Rofex, se operaron US$ 2.016 millones, de los cuales más del 40% se pactó entre agosto y septiembre con precios finales de $33,95 y $35,10 respectivamente. El BCRA estuvo cambiando posiciones cortas por largas, haciendo roll over de sus plazos vendidos con anterioridad. Los plazos mostraron subas alineadas con el spot en torno de los $2,50 promedio.