Ya están en marcha en el ByMA los contratos a futuro sobre Merval

Cada contrato tendrá vencimiento en septiembre y límites de negociación por control de riesgo

30 de julio, 2018

Bolsa graficos inversión

 

Por Ariel Bazán

 

Luego de trabajar durante todo el año con el mercado brasileño B3, el ByMA puso en funcionamiento un contrato futuro sobre el índice Merval. En una entrevista con El Economista, dos funcionarios de la Bolsa local, Gonzalo Pascual Merlo (Gerente de Renta Variable y Derivados) y Ramiro Tosi (Economista adscripto a la Gerencia General), contaron cómo funcionará el nuevo instrumento.

 

¿Cómo funciona el nuevo contrato a futuro del Merval?

GPM: Este contrato tiene como activo subyacente el índice de Merval, cuyo valor ronda los $ 30.000. Cada contrato tiene vencimiento el último día hábil de septiembre, con límites de negociación por control de riesgo.

 

¿El mercado necesitaba un instrumento como este?

GPM: Era un desarrolo necesario, el mercado de capitales es una pieza fundamental en la economía de un país y nosotros estamos todavía atrasados respecto al promedio regional. Creemos que el potencial de crecimiento es muy grande y que ByMA, de la mano de B3, podría generar un impulso muy grande en el mercado de derivados. Por eso apuntamos a desarrollar este producto que creemos que era una demanda general del mercado.

 

¿Y los operadores estaban pidiendo este instrumento?

GPM: Sí, manisfestaron interés. En el proceso previo al lanzamiento tuvimos capacitaciones y presentaciones de las reglas del contrato, con un muy buen nivel de participación dentro de los agentes locales y operadores. Tuvimos dos pruebas productivas grandes a las que invitamos a todos los operadores del mercado y otras pruebas más reducidas, ambas hubo un muy buen nivel de participación. Hemos tenido también muchos llamados de los operadores buscando operar esto y creemos que va a ser una herramienta muy útil para que los fondos que ofrezcan carteras de renta variable puedan tener cobertura.

 

¿Este contrato era el mismo que operaban hasta hace poco con el Rofex?

GPM: Sí, eso fue una presentación que hicieron en conjunto ambos mercados y después se decidió terminar con el acuerdo por decisiones de negocios y comerciales.

 

¿Cómo participó el B3 de Brasil en el armado del nuevo contrato?

GPM: El B3, el principal y único mercado de Brasil, nos provee el hospedaje de su sistema de negociación, Puma Trading System, y también una consultoría para el desarrollo de mercado de futuros con el contrato que estamos arrancando. Estamos aprovechando los años de experiencia, aprendizaje y errores que tuvieron ellos para ganar tiempo y tener un mejor “time-to-market” en el lanzamiento de este producto.

 

¿Hace cuánto vienen trabajando con B3?

GPM: Durante este año estuvimos trabajando con ellos codo a codo en el desarrollo del contrato, de todas las comunicaciones y vínculos necesarios para utilizar el hospedaje que ellos ofrecen, y en la parametrización de la plataforma de negociación. Además, también estuvimos trabajando muy cerca con la CNV, que acompañó reglamentariamente todo este proceso aprobando nuestras normativas y contratos y dando el visto bueno para avanzar en la negociación.

 

¿Planean lanzar algún otro contrato de futuros?

GPM: Vemos que el mercado de derivados y futuros en Argentina tiene un potencial de crecimiento muy grande y entendemos que es necesario habilitar contratos que tengan otros activos subyacentes. Por eso estamos trabajando hace un tiempo con Standard & Poor’s (S&P) para que mejoren nuestros índices. De la mano de esta alianza podríamos estar desarrollando otros contratos muy atractivos para el mercado local.

 

¿Con S&P diseñarán otros índices o mejorarán los existentes?

RT: La alianza con S&P tiene dos etapas. En la que estamos ahora, lo que están haciendo ellos es analizar nuestros cinco índices: el Merval, Merval 25 (con 25 empresas), Merval Argentina (igual al Merval pero sólo con acciones locales, no extranjeras), Indice General de la Bolsa, y Burcap (el Merval pero ponderado por capitalización bursátil). Ellos están analizando la forma en que se calculan, su metodología, y viendo cómo se adaptan a los estándares internacionales de los índices que ellos calculan. Esta revisión debería finalizar a fin de año y desde diciembre, en la segunda etapa, la idea es que S&P asuma el control metolológico y de cálculo de los índices.

 

¿Qué les aportará esta alianza con S&P?

RT: Nos permitirá no sólo que nuestros índices tengan validez internacional y pueda posicionarse en ellos cualquier inversor local en el exterior, sino que también S&P nos podrá proponer desarrollar índices sectoriales o de capitalización. A nivel general, la asociación permitirá potenciar el mercado de índices, que en Argentina, salvo algunos inversores institucionales, tiene poca penetración como estrategia de inversión.

 

¿Y luego que estén listos los nuevos índices, se podrán operar futuros con ellos?

RT: Sí, cuando estén delineados los nuevos índices probablemente se puedan negociar futuros sobre ellos. La circular de la CNV que nos aprueba el nuevo contrato futuro, la 3.574, es genérica: nos habilita a desarrollar otros contratos de futuro sobre todo los activos subyacentes, como acciones, títulos publicos, etcétera.