Piden transparencia en mercados agrícolas

30 de julio, 2018

Piden transparencia en mercados agrícolas

Por Eliana Esnaola

 

La cumbre agrícola se dio cita en Buenos Aires. El pasado viernes y sábado se realizó la reunión de ministros de Agricultura del G20 en el Palacio San Martín. Tras dos días de debate, los 36 jefes de delegación elaboraron una declaración final que reconoce el papel central de los países del foro en el sistema alimentario global y la responsabilidad de contribuir de manera activa para mejorar la seguridad alimentaria y nutricional mundial mediante el aumento de la productividad y de los ingresos agrícolas, y la promoción de un manejo sostenible de los recursos naturales.

 

Librecomercio

 

Tras la sexta reunión ministerial del G20 2018, los representantes de la troika del grupo (representantes de los países que ejercen, ejercieron y ejercerán la presidencia del foro), Luis Etchevehere, ministro de Agroindustria de Argentina; Julia Klöckner, ministra federal de Alimentos y Agricultura de Alemania, y Atsushi Nonaka, viceministro parlamentario de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón, en una conferencia de prensa en la cual abordaron los puntos más relevantes de la declaración y a su vez, la posición los países frente a las tensiones comerciales cobró un rol relevante. Los tres funcionarios coincidieron en la importancia de promover el comercio como motor del progreso, como apunta el documento consensuado en la reunión. En este sentido, Etchevehere, precisó: “Lo que hace progresar las economías es el intercambio comercial, que genera empleo y riqueza”. Por su parte, Klöckner resaltó: “El proteccionismo no es el camino a seguir y no puede dar respuestas a los desafíos del día de hoy. El comercio es una forma de proteger la paz”, y agregó que “la forma de salvaguardar los intereses de todos los países es jugando reglas iguales y parejas para todos”.

 

En la misma línea, el día viernes, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación del gobierno de España, Luis Planas, brindó una conferencia de prensa y al ser consultado sobre el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, consideró que “el proteccionismo y las batallas comerciales, especialmente en el campo agroalimentario, son dañinos, nadie sale vencedor de una guerra comercial porque afectan a un elemento básico como la alimentación”. En sintonía, en una rueda de prensa el ministro de Agricultura de Australia, David Littleproud, subrayó: “Una guerra comercial no beneficia a nadie, estamos preocupados por formar parte del daño colateral. Tenemos muy buena relación con los dos países y somos muy buenos amigos. Creemos que hay una solución amigable de esto”. En este sentido, Littleproud se refirió a la estrategia australiana: “Con el tema de la agricultura y el comercio internacional tomamos una visión de largo plazo. Gracias a los tratados de comercio y a la apertura de mercados, tenemos mejore retorno, porque hemos tomado una mirada más pragmática de la liberalización del comercio”.

 

Enfoque colaborativo

 

La declaración final de la Reunión de ministros de Agricultura destaca el compromiso de los países miembro para terminar con el hambre. Preocupados por un freno en la disminución del hambre a nivel mundial, que afecta a 815 millones de personas, los ministros afirmaron que la lucha contra este flagelo y la desnutrición “en todas sus formas solo puede abordarse de manera colaborativa, compartiendo opiniones y experiencias al respecto, coordinando acciones y sumando los esfuerzos de todos los actores nacionales e internacionales”.

 

Sobre el encuentro, Etchevehere manifestó: “Consideramos que la reunión fue un verdadero éxito y muestra que el G20 sigue siendo el foro de coordinación internacional más relevante del mundo”, y agregó: “En estos días compartimos políticas internas, los diferentes desafíos que encaramos para atender a las demandas internas y globales como así también las oportunidades que presentan la agricultura y la producción de alimentos en nuestros países”. En tanto, Klöckner, celebró los avances logrados en la reunión y se refirió a la digitalización agrícola como una forma de atracción de las nuevas generaciones. En relación al principal tema de la reunión que fue el suelo, se refirió al aporte de Alemania: “Queremos concientizar sobre la necesidad de crear una estrategia global de manejo de cultivos que se base también en conservar la biodiversidad y el cuidado de las cosechas”. Por último, para Nonaka, la reunión fue trascendente y los ministros pudieron emitir un mensaje muy fuerte. “Al incluir suelos saludables, un futuro alimentario sostenible y las TIC, cubrimos una amplia variedad de temas”, añadió y alentó a continuar la experiencia argentina durante la presidencia de Japón.