Guerra comercial: EE.UU. y la UE firmaron la paz

26 de julio, 2018

Guerra comercial: EE.UU. y la UE firmaron la paz

 

“Tenía la intención de hacer un acuerdo y lo hemos hecho”. Esas fueron las palabras del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al término de la reunión que mantuvo con Donald Trump. Todo se desarrolló dentro de un clima conciliador y el presidente de Estados Unidos afirmó que se entraba en una nueva fase en la relación entre su país y la UE y destacó que entre ambos reunían más del 50% del PIB global y, por lo tanto, su entendimiento era bueno para todos.

 

 

De esta manera, se evita la escalada de conflictos y la posibilidad de una guerra comercial, que fue desactivada por ahora. Un punto importante es que se acordó no subir los aranceles de los autos. También se comprometieron a resolver el tema de los aranceles que fijó Estados Unidos al aluminio y al acero y de los que estableció la UE como represalia. El objetivo es llevar a cero los aranceles, las barreras no arancelarias y los subsidios en bienes industriales con excepción de los autos.

 

Por otra parte, los europeos se comprometieron a importar de inmediato tanto soja como gas natural de Estados Unidos. El tema de la soja es particularmente sensible porque China fijó aranceles para las importaciones estadounidenses y eso llevó a que Trump a dispusiese un subsidio de US$ 12.000 millones para los productores, lo que generó muchas críticas por parte de los que se oponen a su estrategia en materia comercial a la cual le atribuyen más costos que beneficios.

 

Pero el acuerdo logrado en Washington no disipa los riesgos de una escalada de conflictos comerciales porque los temas a resolver entre China y Estados Unidos son más complejos. De todas maneras, los mercados hicieron una lectura positiva que se reflejó en las cotizaciones. Además, el estilo de Trump para llevar adelante las negociaciones internacionales es bastante imprevisible y, por ende, no se descarta que vuelva a hacer cuestionamientos a los que considera tratos comerciales injustos para Estados Unidos.

 

Mientras tanto, Juncker, que es el funcionario europeo con mejor relación con Trump, puede volver a Bruselas habiendo logrado una negociación exitosa, al menos en el corto plazo.