¿Cuánto durará la recesión?

27 de julio, 2018

¿Cuánto durará la recesión?

 

“Siempre que arranca una recesión en Argentina hay dos cosas que tenemos que ver: la profundidad y la recesión”, dice Pablo Goldin (Macroview). “En promedio, duran de nueve a doce meses. Es raro que una recesión dure menos que eso. O sea que puede ser que hacia finales del verano de 2019 empecemos a ver números más lindos, pero la actual va a ser más profunda que, por ejemplo, la de 2016, también con este Gobierno. Esa recesión fue de -2%, pero a la actual, además de la macroeconomía revuelta, se le suma la sequía. Me da la impresión que va a ser más fuerte y más cerca de -3% que -2%”, agregó en El Economista TV y acotó: “La cosecha va a ayudar, pero no te va a dar vuelta la película”

 

A su vez, Lorenzo Sigaut Gravina (Ecolatina), dijo: “Afirmar que el nivel de actividad se va a estabilizar o incluso crecer en el cuarto trimestre me parece, hoy, arriesgado porque hay una configuración inestable aún. Por ejemplo, hay cierta pax cambiaria pero con tasas de interés muy altas. ¿Qué pasará cuando bajen las tasas o se dejen de vender los US$ 100 millones por día del FMI en el mercado cambiario? Si no baja la tasa, la recuperación se va a posponer. Creo que la recuperación, buen clima mediante, llegará hacia el segundo trimestre de 2019”, y alertó sobre una posible suba del desempleo si la recesión se alarga. “Además, a diferencia de 2017, el Gobierno tiene menos instrumentos para reactivar y, por ende, la recuperación puede ser más débil”, acota.

 

  • “La tranquilidad cambiaria actual es ‘calma-chicha’ y la demanda para atesoramiento de la gente para colchón y viaje seguía fuerte y la oferta era casi solo del Gobierno, casi sin oferta privada”, agregó Goldin mientras que, con un mirada algo más larga, Sigaut Gravina sugirió qué se podría acentuar la salida de capitales, hacia 2019, si las encuestas que vayan apareciendo no caen bien en el mercado.

 

  • Goldin también dijo que va a subir la pobreza por las tensiones en el empleo, el salario y la aceleración de la inflación. “Eso va a pegar de lleno”, amplió. “Sumo a la inversión”, dijo Sigaut Gravina: “Se ha desplomado”.

 

  • A la vez, según Goldin, el déficit comercial va a pasar hacia un superávit en 2019 y grande. “Quizás soy demasiado arriesgado, pero no me extrañaría tener un déficit comercial de 0 en 2018 o, incluso, un pequeño superávit”, agregó y explicó que será “porque se derrumbarán las importaciones”. Aun con la cuenta corriente mejorada, dijo, “va a seguir el atesoramiento minorista”, que en 2017 superó los US$ 20.000 millones y en 2018 sigue muy potente.

 

  • ¿Inflación? “Con un sendero razonable, calculo que será de 3032% en 2018. ¿Va a bajar aceleradamente en 2019? No. A mitad de 2019 vamos a estar en 25-26%. Forzado por la recesión y políticas monetarias y fiscales distintas”, soslayó Goldin. “Nuestra proyección es de 32%, o apenas por debajo, y con un dólar a $30 y con tarifas de servicios subiendo poco”, dijo, a su turno, Sigaut Gravina.

 

  • “La meta fiscal de 2019 es y va ser muy dura. Van a pulverizar la obra pública, licuar salario real de los empleados públicos y congelar nominalmente un montón de gastos”, dijo Goldin. “Va a ser durísimo”. Sigaut Gravina dijo que la meta de 2018 va a ser cumplida, pero la de 2019 “va a ser compleja”.