La UIA, preocupada por varios frentes

13 de diciembre, 2017

La UIA, preocupada por varios frentes

 

Ayer se reunió la Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) y el clima fue lejos de ser festivo, más allá de los brotes verdes que está exhibiendo hace algunos meses el sector fabril o algunos proyectos que avanzaron en el Congreso, como el de “Compre Argentino”. Muy por el contrario, los temas tocados fueron espinosos y se suman a otros que ya vienen siendo rechazados por los industriales, como la tasas altas y el dólar bajo.

 

En el encuentro de ayer, los temores estuvieron vinculados con el acercamiento entre la UE y el Mercosur y algunos aspectos relacionados con la reforma impositiva, que ayer recibió despacho de comisión y, si todo sale bien (para el Gobierno), será debatida y aprobada en pocos días más.

 

“La Junta Directiva manifestó su preocupación por la falta de información detallada sobre el acuerdo que, según trascendidos, se firmará a la brevedad con la Unión Europea. La UIA comparte y apoya el objetivo de profundizar la inserción inteligente de la Argentina en la economía mundial y la negociación en general, en la medida que ésta sea equilibrada y potencie la producción a través de mayores exportaciones generación de valor agregado local y puestos de trabajo de calidad”, expresaron, luego, los industriales en un comunicado.

 

La reforma impositiva también generó algunos temores. “Los representantes sectoriales y regionales manifestaron su preocupación por la eliminación gradual de los beneficios oportunamente establecidos en el Decreto 814/01”, explicitó el documento posterior. “Este instrumento incentiva la radicación de las empresas fuera de los grandes centros de consumo y funciona como paliativo para los elevados costos de transporte y logística, entre otros”, explicaron.

 

Asimismo, los miembros de Junta Directiva analizaron las diferentes instancias derivadas de los cambios en el impuesto sobre Ingresos Brutos. “Existe preocupación con respecto a que los topes previstos para este impuesto y el límite de tiempo establecido para la elevación de alícuotas den por resultado un incremento en la carga para aquellas actividades actualmente no gravadas, o que cuentan con alícuota reducida en virtud de su sector de actividad y/o lugar de radicación. En este contexto, se manifestó preocupación ante la posibilidad de que, con miras a preservar la recaudación, se verifiquen incumplimientos por parte de los gobiernos provinciales en los topes y plazos acordados con el Poder Ejecutivo, lo que eliminaría o morigeraría los potenciales beneficios del nuevo consenso fiscal”, dijeron los industriales.

Dejá un comentario