Bajó la participación del Estado en la renta del agro

15 de diciembre, 2017

Bajó la participación del Estado en la renta del agro

 

El 2017 cierra con cierto alivio para el sector agropecuario. La medición nacional de diciembre del índice FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina)  marca una participación de los impuestos sobre la renta agrícola del 66,2%. Es decir que de cada $ 100 de renta que genera una hectárea agrícola, $ 66,20 se lo llevan los distintos niveles de gobierno. “Este índice bajó en relación al correspondiente a septiembre que había arrojado 71,1%, mientras que hace un año, en diciembre de 2016, fue de 63%”, resalta el estudio.

 

El motivo

 

Respecto a la menor participación del Estado en la renta agrícola respecto del índice de septiembre, David Miazzo, economista jefe de FADA, explica: “Uno de los elementos que generó la disminución es el precio disponible en dólares de los cultivos analizados. La soja, el trigo y el girasol aumentaron entre 15% y 19%, mientras que el maíz subió 3%. Estos aumentos se combinaron con un dólar que en tres meses no aumentó nada”. Si bien, la inflación en estos últimos tres meses fue de 4,9%, los precios del agro prácticamente no se vieron afectados. “Así, el incremento de los ingresos por encima de los costos hizo que mejorara la renta y bajara el indicador”, sintetiza Miazzo.

 

Subibaja

 

Un cambio impositivo importante que se viene, es la baja mensual de derechos de exportación a la soja. La disminución será del 0,5% mensual a partir de enero de 2018, por lo que terminaría en diciembre con 24%. “Si esa baja se diera hoy, el índice pasaría de 66,2% a 62,4%”, plantea Miazzo. De esta manera, la participación del Estado bajaría.

 

A su vez, las principales provincias productivas del país han aumentado los impuestos inmobiliarios rurales, tal como lo hacen todos los años en el último trimestre. El aumento promedio ronda el 40% y según la Fundación, si se calcula el efecto que tendría ese incremento bajo los números actuales, haría aumentar el índice FADA en 1,5%, y de esta manera, el Estado se llevaría el 67,7% de la renta.

 

Por otro lado, tal cual está presentada la reforma tributaria, hay un punto central que tendrá efecto sobre la producción agrícola y, por tanto, sobre el índice FADA. Al respecto, precisan: “La modificación propuesta sobre la alícuota del impuesto a las ganancias corporativas, para las ganancias que no se distribuyan, es una baja del 35% al 25%. Esto solo tendrá efecto para las empresas, no así sobre personas”. En este sentido, en el estudio explican que “esta propuesta se basa en que, en el caso de empresas, las ganancias que se reinviertan tributarán el 25% en lugar del 35% que están tributando actualmente”. De esta manera, este cambio aplicado a los cálculos del índice FADA, arroja como resultado que la participación del Estado en la renta agrícola bajaría del 66,2% al 59,8%, 6,4 puntos menos.

 

Participación por provincia

 

Mientras el índice FADA nacional da 66,2%, en territorio bonaerense el Estado se queda con el 65,3% de la renta agrícola; en Córdoba con el 65,3%; en Santa Fe con el 67,4%; en San Luis con el 62,5% y en La Pampa con el 65,2%. En todas las provincias analizadas, los productores agropecuarios pagan el polémico impuesto inmobiliario rural. En este sentido, en comparación al resto, Santa Fe se encuentra a la cabeza y San Luis, paga el más bajo. Desde FADA, indican que en Buenos Aires, La Pampa y San Luis, los productores pagan Ingresos Brutos, el 1% en el caso de Buenos Aires y San Luis, y 0,5% en La Pampa. En Córdoba y Santa Fe la actividad está exenta. Además, comentan que en Buenos Aires y Santa Fe tienen tasas municipales, mientras que La Pampa tiene las guías cerealeras. En cambio, Córdoba y San Luis no tienen imposiciones a nivel local.

Dejá un comentario