El Gobierno busca bajar el costo del practicaje

13 de diciembre, 2017

El Gobierno busca bajar el costo del practicaje

 

Ayer se celebró una audiencia pública donde el Gobierno propuso bajar 30% la tarifa el servicio de practicaje,  uno de los costos logísticos que deben pagar los productores cada vez que sacan y traen sus productos de los puertos y que los traslada por los ríos argentinos. Desde el Ministerio de Transporte destacaron que “con el apoyo de los gobiernos provinciales de Tierra del Fuego, Chubut, Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe y Misiones, el Gobierno nacional presentó su propuesta para fijar un límite a la tarifa que se encuentra sin cambios desde 1992”.

 

En la audiencia pública, que  se realizó en el Teatro de la Ribera, en la ciudad de Buenos Aires, el Gobierno presentó la propuesta para bajar en un 30% las tarifas del servicio de practicaje, cuya autoridad de aplicación es la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables. Se trata de un servicio  obligatorio en los principales puertos del país, y fundamental para la seguridad de la navegación y consiste en el asesoramiento que brinda un capitán argentino a bordo de un buque acerca de las condiciones geográficas.

 

La apertura estuvo a cargo del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich y participaron casi cincuenta oradores, entre ellos representantes de seis provincias a favor de bajar el costo del servicio para fomentar la competitividad de las economías regionales. En la audiencia, Dietrich, señaló que “desde el primer día definimos el espacio estratégico que tiene el sector de los puertos y las vías navegables para el desarrollo del país. Durante muchos años fue abandonado, desatendido. Queremos nuevas reglas claras, que aseguren la competitividad de un servicio que es fundamental para la seguridad de la navegación”. La reducción de los costos logísticos y portuarios es una de las obsesiones, tanto del agro como de la industria y sobre todo de las economías regionales.

 

Impacto productivo

 

Por su parte, Jorge Metz, subsecretario de Puertos y Vías Navegables destacó que la medida “impactará positivamente en la actividad productiva, sobre todo en lo que tiene que ver con los traslados dentro de los límites de nuestro país”.

 

Hasta 1991 la retribución por los servicios de practicaje se regía por un cuadro tarifario fijado por el Estado, pero entonces fue desregulado y se permitió la libre contratación entre privados, reservándose al Estado la facultad de imponer tarifas máximas, lo que se hizo por última vez en 1992.  Desde Transporte destacaron que la tarifa se encontraba desactualizada y se regía con una marcada discrecionalidad y dispersión según las distintas zonas en las que se cobra. Y no existe una oferta competitiva y el mercado está cerrado al ingreso de nuevos jugadores, lo que incide directamente en el costo logístico argentino.

 

Por eso, en la audiencia el Gobierno propuso una nueva tarifa máxima de practicaje, que baje hasta un 30% la actual. Para ello, se planteó un esquema tarifario único considerando una tarifa de maniobra, otra de recorrido y otros cargos para viajes especiales.

Dejá un comentario