El 2017 cierra con un boom de crédito

20 de diciembre, 2017

Inflación Indec pesos pobreza

 

A pesar de todo, el 2017 cierra con un vertiginoso crecimiento del crédito. Esto es una buena noticia porque es un fiel reflejo de la recuperación de la economía que, se espera, continué en 2018 a una velocidad similar. Para el Gobierno, la expansión de los préstamos, además, significa que las familias están más animadas a endeudarse (desde niveles muy bajos) mientras que las empresas que toman créditos lo hacen para invertir, la otra pata que le interesa al macrismo de cara a 2018.

 

Así las cosas, en noviembre, el crédito al sector privado en pesos aumentó -punta a punta- $ 57.400 millones, a lo que debe agregarse otros $ 46.700  registrados en lo que va de diciembre, con lo que el crecimiento interanual acumula una variación positiva de 45,4%. “La performance sigue del crédito sigue muy firme: creció por encima de los depósitos en pesos del sector privado (28%) por noveno mes consecutivo, al igual que en términos reales”, consignó Econviews, la consultora de Miguel Kiguel.

 

La contraparte del buen desempeño del crédito viene siendo en los últimos meses la disminución de la liquidez de las entidades financieras, ya que los depósitos del sector privado crecen a un ritmo menor. A comienzos de año, la diferencia entre los depósitos netos de encajes y los créditos (considerando únicamente al sector privado) efectivamente otorgados rondaba los $ 400.000 millones.

 

El 2017 cierra con un boom de crédito

 

Esa cifra en la actualidad es más cercana a $ 150.000 millones. Como consecuencia, la tasa Badlar de los bancos privados viene incrementándose lentamente desde niveles de 19,8% a comienzos de año hasta el 23,2% actual. “Si consideramos a la nueva tasa publicada por el Central, la TM20 (tasa mayorista para depósitos en pesos mayores a $ 20 millones), la suba es similar desde 20,3% a 24,2%”, dice la consultora.

 

Yendo en términos nominales, todos los segmentos crediticios mostraron una buena performance. A saber: los créditos personales y tarjetas de crédito fueron los que experimentaron el mayor crecimiento relativo y entre ambos sumaron más de la mitad del crédito otorgado. En lo que va de 2017, los créditos prendarios lideraron el crecimiento: aproximadamente un tercio del nuevo crédito otorgado se concentró en este segmento.

 

“En términos reales, todos los segmentos crediticios volvieron a aumentar en la medición mensual. Los créditos de garantía real (prendas e hipotecas) son los que más crecieron gracias al dinamismo de los indexados mientras la adhesión a UVA va ampliándose a los préstamos pernales. En cuanto al crédito comercial, sumó siete meses seguidos de crecimiento real”, afirma Econviews.

 

En el acumulado del año, el crédito de garantía real es el más dinámico, seguido por el crédito al consumo, en tanto que el crédito a empresas es el más rezagado. En cuanto al crédito al sector privado en dólares aumentó US$ 175 millones en el mes de noviembre y otros US$ 201 millones en lo que va de diciembre hasta alcanzar un stock de US$ 14.800 millones, concentrados en los documentos a sola firma que están asociados a las prefinanciaciones de exportaciones.

 

A pesar de que la tasa de política monetaria se mantiene sin cambios desde principios de noviembre en 28,75%, el movimiento en la tasa Badlar como consecuencia de los descalces en la velocidad de originación de crédito y captación de depósitos está impactando en las tasas activas. En particular, las tasas de créditos destinados a financiar a las empresas (documentos) han registrado alzas de 220 puntos básicos durante noviembre y otros 180 puntos básicos en lo que va de diciembre

Dejá un comentario