¿Y por casa cómo andamos?

23 de octubre, 2017

Inflación Indec pesos pobreza

 

Un estudio del Ministerio de Trabajo revela algunos aspectos salientes de las cuestiones de género en el mercado laboral. Según ese informe, entre los trabajadores asalariados formales se observa que los varones tienen un salario promedio de $17.000 mensuales y las mujeres, uno de $13.500 (21% menos). A su vez, devela que, mientras los hombres trabajan 42 horas promedio, las mujeres trabajan 32 horas. “Esto implica que en términos de salario horario, los varones obtienen $101 por hora mientras que las mujeres $104 por hora, o sea, 3% mayor”, dice un informe de IDESA, difundido ayer.

 

En el estudio también se señala que el 90% de las mujeres realiza tareas domésticas no remuneradas y a ello dedican más de seis horas por día mientras que, entre los varones, apenas el 60% realiza tareas domésticas no remuneradas y lo hacen por un lapso de tres horas diarias. “Semejante desproporción en la asignación de tareas domésticas incide en las posibilidades de dedicarse al trabajo remunerado”, dice IDESA. Eso se refleja, además, en una menor proporción de mujeres con trabajo remunerado (entre los mayores de 15 años, el 72% de los varones trabaja mientras sólo el 48% de las mujeres lo hace) y las que se insertan lo hacen con una dedicación horaria sustancialmente menor.

 

“Estas evidencias sugieren que la discriminación no se origina en el mercado de trabajo sino en la organización familiar. Asignar la mayor parte de las responsabilidades domésticas y el cuidado de los hijos a las mujeres condiciona sus posibilidades de inserción y progreso laboral”, explica IDESA. “La equidad de género depende de un cambio cultural. La clave es lograr que en la organización de las familias haya una distribución más equilibrada de las responsabilidades domésticas y que en los ámbitos de trabajo se asuma que los varones también tienen obligaciones en el hogar”, concluye.

Dejá un comentario